Noticias Internacionales

¿Por qué los bovinos no transmiten anticuerpos a sus crías a través de la placenta?

Publicado

en

(583 lecturas vistas)

COMPARTIR

La placenta puede clasificarse de acuerdo a la cantidad de capas de separación entre el feto y el útero materno como epiteliocorial y de acuerdo con la distribución de las vellosidades corialantoides como cotiledonaria. El rol de la placenta incluye funciones digestivas, metabólicas, hormonales e inmunológicas. Diferentes sustancias son transferidas a través de la placenta por fagocitosis y pinocitosis. 

Las arterias umbilicales transportan sangre no oxigenada hacia los placentomas y las venas umbilicales devuelven sangre oxigenada. Agua, electrolitos, vitaminas, minerales, aminoácidos y azucares llegan al feto a través de la placenta y a su vez esta sirve como almacenamiento glicógeno y hierro entre otras sustancias.

Nelson Moreno, médico veterinario zootecnista y actual coordinador técnico ganadería en MSD indica que, para entender la placenta, las personas deben tener cuenta que es la placenta de los seres humanos y los bovinos puede llegar a ser comparable en cierta medida.

“La de los seres humanos es una placenta que, los anticuerpos que posee la mamá los pasa a los hijos vía transparentaría. Es decir que cuando yo nací tenía todos los anticuerpos a los que mi mamá fue resistente”, explica Moreno.

Esta situación no es la misma para los bovinos, pues la placenta de las vacas no permite el paso de esas proteínas grandes que son llamadas anticuerpos. Por ejemplo, lo anterior quiere decir que si el productor vacuna a la madre contra aftosa u otra enfermedad, los anticuerpos no pasan hasta la cría vía transplacentaria.

De acuerdo con Moreno, el “ternero cuando nace lo hace sin nada, es decir sin ninguna protección. La naturaleza es muy sabía, pues toda esa protección se va al calostro lo que significa que animal que nace, debe ser puesto inmediatamente a mamar para que el calostro entre en este, para que así pasen todos los anticuerpos, vacunas y todo lo que a la que la madre de expuso para darle a la cría entre dos y tres meses de protección”.

Luego de este proceso, es el miso ternero el que empieza a defenderse, pero esto lo hace en un determinado periodo. En palabras de Moreno, el productor debe tener claro este tiempo para no confundirse en el momento en que nacen los animales.

“A los cuatro o cinco meses de gestación, adentro de la vaca el ternero ya empieza a defenderse. Si lo ataca un virus o una bacteria pequeña debe entrar por la placenta, por eso e clave vacunar a la madre para que tenga defensas y no deje que los virus o bacterias llegue hasta el ternero, por eso son tan importantes las vacunas”, detalla Moreno.

Es directamente a los cuatro meses en los que la cría empieza a defenderse, que se extiende hasta los 6 meses de edad, garantizando que pueda sostenerse por si solo sin la necesidad de los anticuerpos de la madre.

“Por eso es que la mayoría de lo que trabajamos con vacunas explicamos que en la caja dice que se debe empezar la vacunación entre los seis meses de edad, que es cuando el sistema inmune está listo para reaccionar, porque antes el sistema inmune está tratando de desarrollarse”, asegura el experto Moreno.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Internacionales

Continúa brote de Gripe Aviar en Estados Unidos

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Noticias Internacionales

Iniciativa internacional busca alternativas para la alimentación caprina

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Noticias Internacionales

Uruguay se preocupa de abrir nuevos mercados para sus productos cárnicos

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending