Artículos

Caso Clínico de Mastitis Bovina Causado por S.aureus

Publicado

en

(10.485 lecturas vistas)

COMPARTIR

Clara Navarro Sansano. Serveis de Qualitat de Llet, Eduard Palma. España

INTRODUCCIÓN

Este artículo es el reporte de un caso severo de mastitis bovina en una explotación lechera donde coexistía un problema de infecciones debidas a diferentes patógenos de tipo contagioso, mayoritariamente Staphylococcus aureus, y otros patógenos de tipo ambiental que estaban contribuyendo a la problemática de la granja.

La explotación lechera se encuentra en un municipio situado en el noreste de España (provincia de Lleida), con 53 vacas en lactación, un promedio de 2,6 lactaciones, dos ordeños diarios y aproximadamente 29 litros por vaca y día. El lote de lactación se encuentra alojado en una nave con cubículos y encamado de paja. En cambio, el lote de secado y la recría se encuentran en una nave de cama caliente y encamado en base a paja.

EVOLUCIÓN DEL CASO

En enero del 2010 se realiza la primera visita de Calidad de Leche en la granja para recoger y analizar los datos de la explotación. Nos encontramos con la siguiente situación:

• mastitis clínicas resistentes a las terapias antibióticas.

• 6 casos clínicos de mastitis mensuales (12% mastitis clínicas).

• RCS/ml en tanque que supera las 560.000 células somáticas.

• 22% de vacas con > 800.000 RCS

• 30% de nuevas infecciones (a lo largo de toda la lactación)

• Mastitis que afectaban tanto a animales jóvenes de 1ª lactación como de > 3 lactaciones.

• 74% de vacas con lesiones en la punta del pezón (hiperqueratosis).

Los análisis de microbiología de las vacas en lactación muestran: la presencia de 22 vacas con resultados positivos a S. aureus (41%), 18 vacas positivas a Streptococcus dysgalactiae (34%), 2 vacas positivas a Prothoteca (4%), 2 vacas positivas a A. pyogenes (4%), 1 vaca positiva a Streptococcus uberis (2%), 2 vacas positivas a Staphylococcus Coagulasa Negativos (4%) y 6 vacas sin crecimiento (11%).

Según las analíticas de microbiología, en los últimos meses había aumentado el número de animales positivos a S.aureus. Teniendo en cuenta que la no presencia positiva de S.aureus en los últimos análisis no significaba la curación de la infección, nos encontrábamos ante un grave problema de contagios en la granja.

Una vez detectados los diferentes tipos de mamitis que afectaban a nuestra granja, por una parte mastitis debidas a patógenos CONTAGIOSOS (S.aureus, Prototheca, S.uberis y A.pyogenes) y mastitis debidas a patógenos de tipo AMBIENTAL, nos tuvimos que plantear cuales eran las prioridades de la granja.

Así que, priorizamos:

• disminución urgente del RCS del tanque

• y evitar el contagio de mastitis debida a S. aureus y otros patógenos contagiosos.

A su vez, iniciamos un Programa de Monitorización mensual del estado de la granja para evaluar la efectividad de las diferentes medidas implantadas.

MEDIDAS DE ACTUACIÓN

1. Inicio de un programa vacunal específico para la granja

• Decidí vacunar con una vacuna Starvac® a todos los animales en sábana (la lactación, el secado y las novillas preñadas a partir de 7 meses en gestación) administrando 3 dosis de vacuna por animal con un intervalo de 15 días entre dosis.

• Realizar vacunaciones en sábana de refuerzo cada 4 meses.

• A su vez, realizar recuentos sistemáticos de S. aureus (UFC/ml) en tanque para monitorizar la evolución del estado sanitario de la granja y adecuar la pauta de vacunación.

2. Cambios de pautas de manejo en la granja

• Identificar los animales positivos a S. aureus, Prototheca, S.uberis y A.pyogenes.

• Separar los animales contagiosos en un patio independiente para que fueran los últimos en ordeñarse.

• No pasar las vacas positivas a S.aureus del patio de enfermas al primer patio de vacas sanas sin 4 cultivos microbiológicos negativos.

• No alimentar a las novillas lactantes con leche infectada.

• Separar a terneras en boxes individuales.

• Plan de control de moscas en los patios y en la sala de ordeño.

• Asegurar un ambiente seco, limpio y desinfectado en el patio de lactación, secado y recría.

3. Cambios en la sala de ordeño

• Cambiamos la rutina de ordeño de la sala.

• Recomendamos que solo ordeñara una persona por ordeño.

• Mejorar y calibrar el vacio, los retiradores automáticos, el regulador y los pulsadores.

4. Eliminación gradual de animales crónicos

• Se eliminaron en primer lugar, sólo los 3 animales que eran positivos de S.aureus que a su vez, eran positivos a Prothoteca y A.pyogenes.

• Gradualmente, entrar a la lactación nuevos animales post-parto controlados.

5. Cambio de terapia antibiótica (en lactación y en el secado)

GRÁFICOS DE LA EVOLUCIÓN DE ÍNDICES

CONCLUSIONES

Desde principios de año ha aumentado el número de animales sanos de la explotación del 44% hasta el 73% actual.

Se ha reducido la utilización de tratamientos antibióticos y se observa una reducción de animales crónicos del 32% a un 10% (gráficos adjuntos). El seguimiento del caso clínico mediante cultivos de microbiología del tanque en la monitorización mensual muestran actualmente <50UFC/ml de S.aureus en el tanque y a nivel individual el muestreo de diciembre del 2010 del total de animales en lactación mostraron: reducción de S.aureus del 41% al 6% en la explotación, ausencia total de patógenos contagiosos como A.pyogenes, S.uberis, Prototheca y la ausencia de patógenos ambientales como S. dysgalactiae.

Afortunadamente, gracias a la vacunación con la vacuna inactivada frente a E.coli, S. aureus y Esfilicocos coagulasa negativos y a las medidas correctivas establecidas se consiguió reducir en pocos meses el RCS/ml del tanque y mejorar el estado sanitario de la granja sin la eliminación de un gran número de animales en la explotación.

Fuente: Perulactea. Envío especial.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Casos Clínicos

Atresia Coli en Bovinos

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Artículos

Optimizando el uso del semen sexado

Publicado

en

COMPARTIR

El semen bovino se debe descongelar a 35°C durante 45 segundos. Si esta temperatura no es exacta, una descongelación inadecuada puede afectar la calidad y viabilidad del semen.


Por: JODEE SATTLER (Estados Unidos)

Durante la segunda mitad del siglo XX (aproximadamente de 1955 a 2005), el rendimiento reproductivo del ganado lechero disminuyó considerablemente. Una variedad de factores –desde una mayor producción de leche, hasta una mayor endogamia y una nutrición inferior a la óptima– pueden haber contribuido a este retroceso.

Fisiólogos reproductivos, genetistas y otros expertos colaboradores de la industria láctea, algunos de ellos fueron convocados por el Consejo de Reproducción del Ganado Lechero de los Estados Unidos (DCRC, por sus siglas en inglés) para revertir esta tendencia negativa de la reproducción.

Durante la Reunión Anual del DCRC de 2022, el Dr. Paul Fricke, profesor de reproducción de ganado lechero de la Universidad de Wisconsin y especialista en Extensión, describió la “reversión”, es decir este gran cambio que comenzó en 2002, como una «revolución en la reproducción».

«El espectacular aumento de la reproducción se ha producido durante la última década (más o menos)», decía Fricke.

Si bien la mejora de la genética, la nutrición y los protocolos de manejo ayudaron a mejorar la reproducción del ganado lechero, la adopción de programas de fertilidad, como la inseminación artificial programada (IAT) y la resincronización de la ovulación (resincronización) después de un diagnóstico de falta de preñez, jugó un papel importante en el aumento del rendimiento reproductivo. Además, combinar los programas de fertilidad con nuevas tecnologías para la detección del estro, basadas en sistemas de seguimiento de la actividad, ayudó eficazmente a lograr mejores tasas de preñez.

Estrategias que conducen al progreso reproductivo

Durante esta revolución, el rendimiento y la economía del semen sexado mejoraron. Sin embargo, el rendimiento del semen sexado todavía está por detrás del rendimiento del semen convencional. El uso de semen sexado aumenta el progreso genético en los rebaños lecheros a través de una mayor intensidad de selección de madres (Khalajzadeh et al., 2012).

Otras estrategias incluyen pruebas genómicas o de pedigrí para identificar novillas y vacas genéticamente superiores, el uso de semen sexado para inseminar novillas lecheras genéticamente superiores y vacas lactantes equilibradas para las necesidades de reemplazo (Weigel et al., 2012) y el uso de semen de bovino de carne para inseminar novillas con méritos genéticos bajos y vacas para producir terneros cruzados con mayor valor en el mercado de la carne (Ettema et al., 2017).

«Esto ha llevado a una tendencia en rápida evolución a utilizar semen Holstein sexado, semen Holstein convencional y semen de bovino de carne convencional para inseminar hembras Holstein en los Estados Unidos», decía Fricke.

Mejorar la fertilidad con semen sexado

Dado el importante papel del semen sexado para ayudar a los productores lecheros a “dimensionar correctamente” sus hatos y capitalizar la mejor genética del rebaño, Fricke centró su presentación en estrategias de manejo para mejorar la fertilidad del semen sexado en novillas no lactantes y vacas lecheras lactantes.

Fricke explicó que las novillas no responden favorablemente a los protocolos de sincronización basados ​​únicamente en GnRH y PGF2α, como Ovsynch. La “clave” es incluir un inserto de progesterona intravaginal controlado (CIDR) durante el protocolo. Esta práctica evita que las novillas muestren estro hasta que se retira el inserto CIDR, lo que aumenta la sincronía con el protocolo.

La DCRC recomienda el protocolo CIDR-Synch de 5 días (https://www.dcrcouncil.org/protocols) para novillas lecheras. Fricke observó que del 27% al 33% de las novillas presentan estro >24 horas antes de la IAT programada con el protocolo CIDR-Synch de 5 días. «Esto hace que la detección del estro durante el protocolo CIDR-Synch de 5 días sea un requisito para lograr tasas de concepción aceptables», comentó.

Lauber et al. (2021) condujeron una prueba de campo para comparar programas de manejo reproductivo para el envío de novillas Holstein a su primera inseminación con semen sexado. Los investigadores evaluaron:

  • CIDR5 (sincronización CIDR de 5 días)
  • CIDR6 (sincronización CIDR de 6 días)
  • EDAI (la PGF2α en el día 0 fue seguida por una detección de estro una vez al día [detección visual de la eliminación de tiza de la cola y otros signos] e IA)

El equipo de investigación concluyó que, aunque retrasar el retiro del dispositivo CIDR 24 horas en un protocolo CIDR-Synch de cinco días suprimió la expresión temprana del estro antes de la IAT, retrasar la eliminación del CIDR 24 horas tendía a disminuir la preñez por inseminación artificial (P/IA) en novillas inseminadas con semen sexado.

Además, el sometimiento de las novillas a un protocolo CIDR-Synch de cinco días para la primera IA tendió a aumentar el P/IA y a disminuir el costo por preñez en comparación con las novillas EDAI. Fricke explicó que la disminución del costo por embarazo se debió a la disminución de los días de alimentación. Además, esta disminución del costo cubrió con creces el costo del protocolo CIDR-Synch de 5 días y resultó en una disminución general de $17 en el costo por preñez, en comparación con las novillas inseminadas al estro, después del tratamiento con prostaglandinas.

Momento de la IA: semen sexado versus semen convencional

¿El momento óptimo de IA es diferente para el semen sexado en comparación con el semen convencional? Parece que la respuesta es «sí».

Bombardelli et al. (2016) evaluaron el uso de semen sexado en vacas lactantes con un sistema de monitoreo de actividad en vacas Jersey a IAT en función del aumento de actividad. En general, la P/IA usando semen sexado fue mayor para las vacas Jersey inseminadas entre 23 y 41 horas después del inicio de la actividad, lo cual es más tarde que el momento óptimo para el semen convencional de cuatro a 12 horas (sistema radiotelemétrico) después del inicio de la actividad de pie. (Dransfield et al., 1998) u ocho a 16 horas (sistema de monitoreo de actividad) después del inicio de la actividad (Stevenson et al., 2014).

«La inseminación posterior de vacas de alta producción utilizando semen sexado puede ser óptima para las vacas inseminadas en celo», dijo Fricke. Esto se debe a que la ovulación ocurre más tarde en relación con el inicio del estro en vacas de alta producción a medida que aumenta la producción de leche cerca del momento del estro.

Programa de fertilidad: sincronización óptima de la IA con semen sexado

¿Cuál es el momento óptimo de la IA utilizando semen sexado cuando el intervalo entre el momento de la IA y la ovulación se controla mediante un programa de fertilidad en el primer servicio? Para abordar esta cuestión, Lauber et al. (2020) sometieron a vacas primíparas a un protocolo Doble-Ovsynch para el primer servicio que incluía un segundo tratamiento con PGF2α 24 horas después del primero en la parte del protocolo de reproducción-Ovsynch como lo describen Brusveen et al. (2009).

El último tratamiento con GnRH (G2) varió entre tratamientos y IAT. Para variar el intervalo entre G2 y TAI, las vacas fueron asignadas al azar a dos tratamientos para recibir G2 16 (G2-16) o 24 (G2-24) horas antes de TAI, que se fijó en 48 horas después del segundo tratamiento con PGF2α del programa de reproducción. -Porción Ovsynch del protocolo Double-Ovsynch.

El equipo de investigación encontró que las vacas G2-24 tenían menos P/AI que las vacas G2-16 a los 34 ± 3 días (44% vs. 50%) y 80 ± 17 días (41% vs. 48%) después de la IAT. La pérdida de preñeces y la proporción de sexos fetales no difirieron entre los tratamientos. La inducción de la ovulación más temprana en relación con el IAT después de un protocolo Doble-Ovsynch disminuyó la P/AI en vacas Holstein primíparas, mientras que la pérdida de preñez y la proporción de fetos femeninos no difirieron entre los tratamientos.

Estrategia de inseminación de primer servicio

En un estudio de campo, Lauber et al. (2022) incluyeron 742 vacas Jersey en lactancia, que fueron asignadas al azar según el número de etiqueta auricular y dentro del paridad para su presentación, ya sea al primer servicio después de un protocolo Double-Ovsynch (DO) o a un protocolo para la sincronización del estro con detección del estro dos veces al día (EDAI) utilizando semen Jersey sexado.

¿Los resultados? La media de días desde PGF2α (día 24) hasta IA fue mayor para las vacas EDAI que para las DO, mientras que la proporción de vacas inseminadas fue mayor para las vacas DO que para las EDAI (100% vs. 75%). “Así, el 75% de las vacas en el tratamiento EDAI fueron detectadas en estro e inseminadas, mientras que el 25% de las vacas no fueron detectadas en estro y fueron sometidas a IAT después de un protocolo Ovsynch para el primer servicio”, informó Fricke.

En pocas palabras: este estudio encontró que las vacas Jersey lactantes sometidas a un protocolo DO para IAT en el primer servicio tenían más P/AI para semen sexado y de carne que las vacas inseminadas después de la sincronización del estro.

 

Leer más

Casos Clínicos

Mastitis de Verano

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending