Noticias Internacionales

Matemática para Hacer Frente a la Mastitis y sus Costos

Publicado

en

(2.854 lecturas vistas)

COMPARTIR

mastitis_sus_costos

Desde un modelo matemático se busca hacer un manejo racional de la mastitis en la vaca y reducir costos. El doctor Hernán Solari, docente del Departamento de Física de la UBA e investigador del Conicet colabora en el Proyecto de Desarrollo Tecnológico y Social (PDST) de la FAV, en Argentina, que trabaja en un sistema de valoración del impacto productivo-económico de la mastitis bovina para rodeos lecheros en Argentina.

La mastitis es una enfermedad infecto-contagiosa de la glándula mamaria de la vaca, en la que la inflamación se produce como respuesta a la invasión, a través del canal del pezón, de diferentes tipos de bacterias. La patología constituye un gran inconveniente para la economía del sector lechero en general, ya que es capaz de ocasionar pérdidas de aproximadamente 600 millones de pesos por año en rodeos con dos millones de cabezas de ganado.

“Este es un tema que me planteó desde hace más de un año el profesor Alejandro Larriestra. Había un interés en modelar epidemias o procesos epidémicos en rodeos lecheros. A partir de eso empezamos a plantear el problema, a generar un modelo, que en primer lugar tiene como objetivo que tenga una dinámica, que muestre los eventos que ocurren en un proceso epidémico en un rodeo lechero en el caso de la mastitis de la vaca lechera y, en una segunda etapa, que permita a partir de modificar factores causales, estudiar la posibilidad de alternativas para el control, para bajar la incidencia en términos económicos de la enfermedad. Ese es el punto de partida y que venimos trabajando”, indicó el especialista a Argentina Investiga.

En este sentido, Solari dijo que el proyecto ha avanzado bastante. El objetivo de este modelo es hacer un manejo racional de la mastitis en la vaca y reducir costos económicos. “Es un proceso que uno empieza por cambiar de lenguaje, en general el lenguaje que usa la mayoría de las ciencias y casi todas las profesiones es el hablado. Nosotros traducimos las cosas a un lenguaje matemático, que implica tener más precisión, pero también aclarar lo que estamos diciendo. Hace que uno deba entender con más profundidad”.

En cuanto al uso del modelo destacó: “Por ahora nos está haciendo pensar sobre la enfermedad, no tenemos resultados como para pensar en prevención todavía. Nos está haciendo pensar mucho en términos de manejo del proceso de ordeñe, de cómo segregar los grupos entre los animales sanos y los no sanos, si ordeñarlos de una manera específica, si es conveniente sincronizar los partos desde el punto de vista de la enfermedad, cuál es el manejo que uno va a querer hacer. En realidad uno no tiene respuestas, se plantea lo que se quiere preguntar y por eso tengo que diseñar un modelo que sea capaz de abordar estas preguntas”.

Acerca de sus estudios comentó que es la primera vez que trabaja en veterinaria, pero en biología sus investigaciones cuentan con más de quince años de experiencia. “Empezamos haciendo mixomatosis en el conejo europeo, fue el primer problema biológico que estudiamos a fines de los años noventa. Después trabajamos con el tema del mosquito y la relación con el Aedes aegypti y también estamos trabajando con problemas de enfermedades del maíz”, comentó.

Para el investigador Solari, especialista en dengue, “con la enfermedad estamos en problemas. Si uno mira el panorama general de los arbovirus –virus transmitidos por los artrópodos, en particular por los mosquitos– por hacer una lista corta de los que más nos asustan: el dengue, la zica, la fiebre amarilla o la fiebre chikunguya, estamos muy complicados. Hay mucha circulación de estos arbovirus y el vector está por todos lados”.

Solari consideró que la solución no es la vacuna, como algunos plantean, dado que es una vacuna para cada virus y la lista de los virus que van a venir es muy grande. Entonces no se puede hacer una vacuna para aplicarle a una persona que sea para veinte virus. El problema está siempre en la presencia del vector.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Internacionales

Lechería inteligente: aplicar tecnologías para transformar el negocio lechero

Publicado

en

COMPARTIR

La automatización y la robótica, junto con las tecnologías de la comunicación y de la información, son herramientas que ganan terreno e impulsan la transformación de los sistemas productivos. Con información estratégica, los productores de leche en Argentina pueden tomar decisiones precisas y mejorar los factores económicos y ambientales. 

En la Argentina hay más de 300 robots instalados en los sistemas productivos de leche y más del 20 % del rodeo nacional cuenta con algún tipo de tecnología incorporada. “La automatización, los sensores y la robótica son herramientas cada vez más adoptadas por los tamberos y que ganan terreno en la lechería, a pesar del contexto macro”, aseguró Miguel Taverna, coordinador nacional de lechería del Instituto Nacional de Tecnologías Agropecuaria (INTA).

De acuerdo con el especialista, “aplicar la inteligencia artificial a la lechería permite contar con información estratégica para la toma de decisiones correctas con un mínimo margen de error. Así, es posible gestionar de un modo mucho más preciso el sistema de producción y eficiente de los recursos, lo que mejora los factores económicos y ambientales del tambo”.

Un tambo inteligente requiere del uso de sensores que permiten monitorear prácticamente todos los aspectos que involucra el sistema productivo: desde el comportamiento del animal, la ingesta, su salud y hasta aspectos hormonales. Además, es necesario incorporar las tecnologías de la comunicación y de la información, así como la automatización y la robótica que permiten transformar los sistemas.

Para Taverna, “producir de manera inteligente nos permite ser eficientes en el uso de los recursos, al tiempo que las tecnologías nos permitirán trazar, mostrar y generar información objetiva sobre las condiciones en las que estamos produciendo leche en la Argentina”. Y en este punto, no dudó en asegurar que “esta información permite dar respuestas a las demandas de los consumidores y mercados internacionales que quieren saber con cierta precisión las condiciones en las que producimos los alimentos”.

“Si somos inteligentes y comunicamos los datos, podremos lograr un reposicionamiento del sector frente a la sociedad como una actividad productiva no contaminante, alineada a las demandas internacionales ambientales de emisiones y del uso de los recursos escasos como el agua, entre otras buenas prácticas”, subrayó Taverna.

Con inteligencia, se multiplican los beneficios

Entre las ventajas de la incorporación de estas tecnologías a los tambos, Taverna destacó que “son tecnologías que pueden ser adoptadas independientemente de la escala del tambo” y, si bien es cierto que los tambos de mayor escala tienen mayores posibilidades, también son accesibles a producciones familiares. Además -señaló el especialista del INTA- “se pueden incorporar de manera progresiva”.

A su vez, “puntualmente la robótica y la automatización permiten mejorar la calidad de vida de los trabajadores, al simplificar las tareas del tambo, lo que, además, impulsa el arraigo territorial de las familias tamberas y las nuevas generaciones de productores”, subrayó Taverna.

Un curso virtual en ocho módulos

Con la colaboración de 20 empresas privadas, el INTA organizó el Curso de Tecnologías Inteligentes que comenzará el 26 de abril de 2024. Diseñado en un formato accesible y virtual, el curso cuenta con ocho módulos. Las temáticas que se abordarán van desde la identificación electrónica de los animales hasta la gestión estratégica de la información para la toma de decisiones.

El curso, que en este caso está dirigido a profesionales, propone ocho módulos impartidos en siete clases virtuales de tres horas cada una, los viernes por la mañana. Habrá un módulo adicional de visita a tambos inteligentes, organizado según la procedencia de los participantes.

Contará con más de 30 disertantes de empresas líderes, académicos nacionales e internacionales, y productores que compartirán su valiosa experiencia. Además, está previsto un intercambio entre participantes y acceso a una plataforma con materiales utilizados en las clases. Posibilidad de obtener un certificado al completar el curso.

Se trata de una oportunidad para adquirir conocimientos científicos y empresariales de vanguardia, y conectarte con una red de profesionales apasionados por el futuro de la lechería.

 

 

Leer más

Noticias Internacionales

¿Cómo son los signos clínicos de la influenza aviar en los bovinos?

Publicado

en

COMPARTIR

De acuerdo con la información proporcionada por el USDA el riesgo de transmisión de la influenza aviar a los seres humanos sigue siendo bajo. La Food and Drug Administration (FDA, EEUU) menciona que la leche de vaca y los productos lácteos que han sido pasteurizados son seguros para el consumo. Por otra parte, la información disponible indica que en la infección en las vacas no es sistémica, dado que sólo está afectando el tejido mamario, por lo que el consumo de carne bovina es seguro.

Las vacas se recuperan de la enfermedad y sólo requieren cuidados paliativos. La hipótesis más probable de trasmisión es por aves silvestres migratorias.

El Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria del USDA (APHIS) viene ofreciendo permanentemente información sobre la situación en Estados Unidos.

Recomendaciones para los dueños/as de ganado bovino

  • Es importante proteger sus animales y a las personas que tienen contacto directo con ellos, reforzando las medidas de bioseguridad:
  • Aumentar las prácticas de bioseguridad en el predio para prevenir y controlar la propagación de enfermedades, como el cambio de botas, prestando especial atención a la salud mamaria y a las buenas prácticas de ordeño, como la desinfección del equipo y el ordeño del ganado enfermo por separado o en último lugar antes de la limpieza de la sala de ordeño.
  • Separar, a los animales enfermos o sospechosos de estarlo, del resto del rebaño hasta su recuperación.
  • Aislar el ganado recién incorporado a la explotación.
  • Evitar alojar varias especies de animales juntas.
  • Limitar el acceso de los animales productivos no destinados a la producción y aplicar medidas para excluir a los animales domésticos (por ejemplo, gatos) y a la fauna salvaje.
  • Vigilar el ganado para detectar signos clínicos, incluida una disminución repentina de la producción de leche o que esta se vea espesa y descolorida, disminución del apetito, letargo, fiebre y/o deshidratación.
  • Reducir al mínimo el contacto de las vacas con aves silvestres en el predio, cuando sea posible.
  • Minimizar el movimiento de animales. No mueva animales enfermos.

Signos clínicos en bovinos de leche

El USDA ha informado que los signos clínicos detectados en las vacas afectadas por influenza aviar incluyen principalmente:

  • Brusca disminución de la producción de leche.
  • Leche de consistencia más espesa.
  • Baja de apetito y de consumo de agua.
  • Fiebre.
  • Letargia.
  • Se recomienda usar correctamente los Elementos de Protección Personal (EPP) establecidos para el trabajo en lecherías

Estados que han reportados casos en ganado domestico (Estados Unidos)

Descarga el listado de Estados – Click Aquí

Leer más

Noticias Internacionales

COSALFA, celebra su 50 ª edición próxima a erradicar la fiebre aftosa en el continente

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending