Caprinos

Caprino Criollo del Norte de Neuquén Alcanza Denominación de Origen en Argentina

Publicado

en

(3.050 lecturas vistas)

COMPARTIR

En Argentina la cría extensiva de la cabra criolla neuquina es aún, el sustento de 1.500 familias que no conciben la vida sin la trashumancia. Primer alimento de la Argentina con denominación de origen. 

Valdemar Torres hizo su primer arreo a los 14 años, cuando fue a la veranada con su hermano mayor desde Paila Leche, en el norte neuquino. Allí la trashumancia se practica, desde tiempos ancestrales, como sustento de la familia.

Con la llegada del mes de noviembre, el paisaje se ve surcado por el tránsito de hombres a caballo, guiando a un rebaño o piño de cabras hacia el departamento Minas, en la provincia de Neuquén. Los crianceros, como se autodenominan quienes se dedican a la cría de chivitos, los trasladan desde las zonas más bajas, calurosas y desérticas a lugares más frescos y húmedos, con mejores pasturas para engordarlos.

La producción ganadera se caracteriza por la trashumancia y la cría extensiva de la cabra criolla neuquina, herencia de los antiguos pobladores. Esos elementos, sumados al conocimiento acumulado en el tiempo, son la esencia del “saber hacer de los crianceros” y confluyen en un producto típico: el Chivito Criollo del Norte Neuquino.

“Ellos no conciben la forma de vida sin la trashumancia”, dijo Marcelo Pérez Centeno, del Instituto de Investigación y Desarrollo para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF) Patagonia. “Los cuatro o cinco meses que están abajo, con los animales que se van adelgazando y con toda la crudeza que implica el invierno en esta región, con ambientes muy secos, poca precipitación y poco pasto para los animales, esperan la primavera con ansias”, agregó.

Como muchos en la región, Torres, hoy presidente del Consejo de la Denominación de Origen del Chivito Criollo del Norte Neuquino, desde niño soñaba su futuro: “Ser un criancero, para nosotros, encierra muchas cosas: primero el valor cultural, que lo traemos de nuestros padres y antepasados y lo llevamos adelante a pesar de las adversidades de las condiciones climáticas”, explicó.

Carlos Reising, del INTA Chos Malal –Neuquén–, destacó que esa situación productiva y este saber hacer “tienen una raíz cultural fuerte, que nace en la historia con los pueblos originarios, los tehuelches”. De acuerdo al ciclo natural de los animales, las comunidades “migraban de los campos altos a los campos bajos durante el invierno y viceversa durante el verano”, señaló.

Ser un criancero encierra muchas cosas: primero el valor cultural, que lo traemos de nuestros padres y antepasados y lo llevamos adelante a pesar de las adversidades de las condiciones climáticas.

Economía de Subsistencia, Vida de Resistencia

Pese a los inconvenientes que deben superar, como el alambrado de los callejones de arreo, los crianceros conservan la costumbre de trasladar sus animales dos veces al año. Después de las pariciones comienza el movimiento hacia la veranada. Desde las regiones bajas arrancan a fines de octubre, mientras en las altas lo hacen cerca de diciembre. Luego de acampar cuatro meses, para aprovechar las bondades del verano, en marzo o abril regresan a la invernada, en busca de lugares más cálidos para el circuito reproductivo.

Trasladar a los animales supone un largo camino. Según el punto de partida, puede demandar de 4 a 30 días por lugares inhóspitos, expuestos al viento, al calor, a la lluvia o al frío y a dormir a la intemperie hasta llegar a destino, donde la situación no será muy distinta.

La trashumancia implica mudar a lomo de burro alimento y todo lo necesario para la veranada. “El rial es el lugar donde pasamos todo el verano”, dijo Torres en relación a los refugios donde se alojan. En general, son muy precarios, construidos con ramas y pircas –tapias de piedra calzada que usaban los pueblos originarios–.

Si bien es una actividad familiar, las circunstancias cambiaron: antes partían desde el padre y la madre hasta los más pequeños, pero “hoy en día lo hacemos los hombres solos, a veces el dueño del piño, con algún peoncito o con algún familiar”, agregó el criancero.

Sin embargo, viajan con dos aliados fundamentales. “El mayor compañero para hacer esto es el caballo”, reconoció y destacó también el rol del perro. “Sin ellos es una actividad que no se podría hacer”, aseguró.

Una Raza con Valor Agregado

Estos productos originarios del norte de Neuquén llevan consigo características propias del sistema que los diferencia: la trashumancia, la crianza extensiva sobre pastizales naturales, el manejo estacional de los animales con el desplazamiento regular y cíclico entre las zonas de pastoreo y el vínculo entre los crianceros y sus animales, modelaron a la raza caprina criolla neuquina.

En el 2004, el INTA, junto con instituciones provinciales y municipios, se propuso buscar el modo de destacar el esfuerzo de los crianceros y los rasgos distintivos de su sistema de vida. “Se pensó que tal vez generar un valor agregado con la denominación de origen era el recurso adecuado para poner en valor el esfuerzo que se realiza”, explicó Reising.

Los Chivitos Criollos del Norte Neuquino son un producto con características únicas, resultado de la combinación de recursos naturales locales –suelo, relieve y clima– con tradiciones culturales –conocimientos especializados que se transmitieron por generaciones–, que generan un vínculo entre el producto, el territorio y su gente. Por eso se constituyeron en el primer alimento con Denominación de Origen de la Argentina, un logro de productores y comercializadores de la región, acompañados y asesorados por diferentes instituciones, entre ellas, el INTA Bariloche y la Agencia de Extensión Rural que posee en Chos Malal.

“Se pensó que tal vez generar un valor agregado con la denominación de origen era el recurso adecuado para poner en valor el esfuerzo que se realiza”, explicó Reising.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caprinos

Senasa Realiza Monitoreo Serológico para Descartar Brucelosis Caprina en Junín

Publicado

en

COMPARTIR

La evaluación del ganado caprino mediante la extracción de 150 muestras sanguíneas que realiza el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, permitirá descartar la presencia de la Brucelosis caprina en cinco (5) provincias de la región Junín.

El monitoreo se realiza en 25 predios de las provincias de Huancayo, Concepción, Junín, Jauja y Tarma; en ellos se determina la situación sanitaria de caprinos mayores a los 6 meses de edad, a excepción de cabras enfermas o que están recibiendo tratamiento con antibióticos más de dos meses.

Las muestras recolectadas se envían a la Unidad del Centro de Diagnóstico de Sanidad Animal (UCDSA) del Senasa para el diagnóstico a través de la prueba Rosa de Bengala. Previamente, el personal autorizado para realizar este procedimiento debe registrar la información de los predios seleccionados.

La Brucelosis caprina es una enfermedad que afecta al ganado caprino y se transmite a las personas (zoonosis) por contacto con el ganado y el consumo de la leche o queso fresco de la cabra; esta enfermedad es producida por una bacteria denominada Brucella melitensi.

La propagación de la enfermedad se da a través de la ingestión de alimentos (incluyendo leche en caso de cabritos) y aguas contaminadas por el contacto con fetos abortados, placenta y fluidos vaginales del animal.

En la actualidad no se presentan casos en Junín, en donde la crianza de caprinos es una actividad que genera una fuente de ingresos para los pequeños productores que permite el sostenimiento de las familias en las zonas de crianza.

 

Leer más

Caprinos

Queso Ecológico de Cabras Empieza a Triunfar en España

Publicado

en

COMPARTIR

 

Hace dos años, Sonia Mirarchi y su pareja Arco Hernández decidieron hacer realidad su sueño de poner en marcha una explotación ganadera. Se trata de la quesería Comocabras, un negocio dedicado a la fabricación y comercialización de quesos de cabra situado a unos 10 kilómetros del casco urbano de Adamuz, en plena Sierra Morena (España).

Fue en julio del pasado año cuando empezaron a crear y vender sus quesos en unas instalaciones de unos 40 metros cuadrados divididas en tres salas. Una de ellas es la zona de elaboración, dejando el resto para una cámara de frío, donde se conservan los productos, y un espacio de embalaje y de venta al público. Al estar tan alejados del municipio adamuceño, no cuentan con abastecimiento de agua. Para resolver este problema acuden a las energías limpias, como son placas solares, y a los pozos, mientras que calientan su edificio mediante maderas que se encuentran en el lugar.

Cuentan con un rebaño de 70 animales, de los que sólo 36 se utilizan para estos fines. «Nuestro modelo de producción es totalmente natural, ya que el manejo de nuestras cabra es extensivo y ecológico, además de que su alimentación se basa principalmente en el forraje existente en la finca, como son las bellotas, aunque lo completamos con algo de grano de origen ecológico», explicó la emprendedora. En este sentido, resaltó que tanto los fermentos lácteos como los hongos son creados por ellos mismos. «Apostamos muy seriamente por la alimentación saludable y libre de cualquier sustancia química», dijo.

Esta ganadera de origen italiano informó de que su producción es de alrededor de 2.400 kilos cada año, ya que trabajan con unos 50 litros de leche diarios entre los meses de octubre y julio. En cuanto a sus mercados, ambos impulsores de Comocabras otorgan mucha relevancia a lo local, «porque es una manera de relacionarse más cercanamente con nuestros clientes».

En consecuencia, los principales destinos de sus quesos se sitúan en la capital y en las localidades próximas, principalmente en algunas tiendas y restaurantes. La empresa cuenta también con una vertiente turística, puesto que organizan periódicamente rutas y degustaciones en sus instalaciones donde enseñan sus cabras, muestran su proceso de elaboración y venden sus quesos al público.

Leer más

Caprinos

Crédito para Financiar Proyectos Ganaderos de Vacunos y Caprinos en Lambayeque

Publicado

en

COMPARTIR

Credito_Pecuario_Lambayeque

Con el objetivo de dinamizar la actividad agropecuaria, sobre todo de la pequeña y mediana ganadería, y promover el potencial de la producción orientada al mercado externo, el Banco Agropecuario – Agrobanco, tiene proyectado colocar en la región Lambayeque (norte del Perú), créditos por S/160 millones en el presente año, lo que representará un crecimiento de 26% respecto al 2015, en el que se entregaron créditos por S/127 millones.

Durante el Desayuno Descentralizado ‘Desarrollo del Agro en la región Lambayeque’, realizado en esta ciudad, Carlos Ginocchio Celi, Gerente de Desarrollo, señaló que para el efecto Agrobanco ampliará su cobertura de servicios y productos que brinda desde sus oficinas de Chiclayo y Olmos, orientándolos a la promoción de la asociatividad y capitalización.

Especial énfasis tendrá el crédito pecuario orientado a financiar proyectos de mejoramiento genético, mejora de pastos, engorde y procesamiento de ganado, producción de leche y derivados lácteos, así como la instalación de núcleos reproductores de caprinos de raza que se difundirá entre pequeños ganaderos de la región.

En ese sentido, sostuvo que vienen trabajando una estrategia de articulación con el Gobierno Regional y Gobiernos Locales, con el objetivo de seguir incentivando un modelo de negocio basado en el conocimiento y experiencia en el sector, a fin de capitalizar al micro, pequeño y mediano productor.

La variada cartera de productos financiados por Agrobanco en Lambayeque, está compuesta por maíz amarillo duro, arroz, maracuyá, caña de azúcar, uva, banano orgánico, limón, mango, quinua, palto, entre otros.

Datos Agrobanco en Lambayeque

  • En el año 2015, Agrobanco otorgó 899 créditos.
  • 62% (494 clientes) son exclusivos de Agrobanco.
  • 70% trabajan en zonas de pobreza o pobreza extrema.
  • Agrobanco ha financiado el revestimiento de canales de 11 Comisiones de Regantes por S/8 millones, beneficiando a 5,300 productores.
  • Desde el 2002, ha otorgado créditos a 14 mil productores y ha financiando la habilitación de 20 mil hectáreas con diversos cultivos.

Leer más

Trending