Noticias Internacionales

Aumento de Salario Mínimo en Venezuela Coincide con Fuerte Alza del Precio de la Carne

Publicado

en

(614 lecturas vistas)

COMPARTIR

En el Día Internacional del Trabajador, el régimen de Nicolás Maduro anunció un incremento del 300 % en el salario mínimo. La noticia en todos los medios fue que, aun con este aumento, no alcanzaba para comprar un kilo de carne, cuyo precio se elevó a finales del pasado mes.

En las últimas dos semanas de abril, los precios de distintos cortes de carne de res se incrementaron entre 20 % y 40 % en el mercado municipal de Quinta Crespo (Caracas) del 14 al 29 de abril.

En ese lapso, el valor del dólar en el mercado paralelo tuvo un incremento de 19,5 %, según el indicador publicado por la cuenta @enparalelovzla_, y el bolívar se devaluó 16,3 %. En todo abril, el dólar tuvo un alza superior al 33 %, solo superado este año por enero (49,6 %).

La ciudadana Carmen Cristaldi expresa, que cada 15 días destina alrededor de 30 dólares en carnes, pollo y otras proteínas gracias a lo que le envía su hija en México.

“Cuando vine hace dos semanas, con lo que traje me llevé ocho kilos de comida, entre carne roja y pollo. Hoy creo que no me llevo ni seis kilos, los dólares tardaron más en llegarme que en irse”, manifestó la consumidora, que cada día ve más reducido su poder adquisitivo.

El kilo de pulpa negra pasó de 8,2 millones a 10,2 millones de bolívares entre el 14 y 29 de abril, un incremento de 24,3 %. El muchacho, que alcanzó el mismo valor, subió 22,9 %, mientras que el bistec ya rozaba los 11 millones de bolívares.

Citando datos de la firma Ecoanalítica, revelaron que en la tercera semana de abril hubo un repunte importante de la inflación. Su director, el economista Asdrúbal Oliveros, destacó que la tasa semanal fue de dos dígitos y el indicador inflacionario más alto desde enero.

La cebolla, por ejemplo, tuvo un alza de 53,85 % al pasar de 2,6 a 4 millones de bolívares. El kilo de zanahoria subió 50 % en ese período y llegó a 3 millones de bolívares.

Las frutas y los quesos fueron los que menos crecieron, aunque lideraron el repunte de precios entre marzo y abril. El queso duro aumentó 14,7 % (Bs. 8,6 millones por kilo), mientras que el amarillo más económico está cerca de los 15 millones de bolívares.

Un nuevo incremento del salario mínimo

Coincidiendo con estas alzas, o como respuesta a ellas, el régimen de Nicolás Maduro anunció el pasado sábado, día de los Trabajadores, un aumento del salario mínimo de casi 300 %, pero que aun así no alcanza para un kilo de carne, como lo señalaron varios medios.

«El día de hoy, 1 de mayo, entra en vigencia un incremento de salario mínimo de 7 millones de bolívares”, declaró así el ministro de Trabajo, Eduardo Piñate, ante una concentración de seguidores del chavismo en el centro de Caracas.

El salario, que aumentó 288,8 % respecto al vigente de 1,8 millones, se complementa con un bono de alimentación de 3 millones de bolívares, para llegar a un “ingreso mínimo de 10 millones de bolívares”. Este equivale a 3,5 dólares o 13000 pesos colombianos.

Los 10 millones se quedan cortos para comprar un kilo de carne, de 3,75 dólares, mientras que un cartón de 30 huevos vale 11 millones de bolívares. En consecuencia, la economía dolarizada, que transita su cuarto año de hiperinflación y séptimo en recesión.

Según la AFP, el nuevo monto sigue siendo insuficiente para los venezolanos, que sufren la peor crisis económica en la historia moderna de su país.

Estos precios pueden ser mayores en los supermercados de las zonas acomodadas de Caracas, donde los precios se reflejan ahora en dólares, la moneda de facto. El economista César Aristimuño dijo a la AFP que «si bien es cierto que genera un pequeño alivio para muchos venezolanos, al final lo que vamos a ver es una mayor alza de precios, lamentablemente”.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Internacionales

Modelo de Comercializaciòn de carne de res està transformando la Ganderia de EE.UU

Publicado

en

COMPARTIR

Courtney Bir, especialista en Extensión, Gestión de Granjas y Finanzas Agrícolas, y Rodney Holcomb, economista de la Industria Alimentaria de la Extensión de Economía Agrícola de la Universidad Estatal de Oklahoma, explicaron cómo funciona el modelo de la venta de carne de res directamente al consumidor.

En resumen, la comercialización directa implica que los productores de carne venden sus productos directamente a los consumidores, sin intermediarios. Esto no solo permite a los productores obtener un mejor precio por su producto, sino que también ofrece a los consumidores carne de mayor calidad y frescura.

Esto debido a los márgenes ajustados que están recibiendo los ganaderos en EE. UU. por parte de las empresas procesadoras, sobre todo después de la pandemia de la covid-19.

«Cuando se vende directamente a los consumidores, se produce un gran cambio. Ya no se vende ganado (producto agrícola), sino carne de res (alimento empacado). Puede parecer una diferencia pequeña, pero alimentar (o dejar pastar más tiempo) al ganado para el sacrificio y vender carne de res al consumidor final agrega complejidad a la operación de cría de vacas y terneros o de engorde. Además, el consumidor final puede tener ciertas expectativas o preferencias con respecto a la carne de res que consume su familia», anotaron.

Por su parte, los consumidores obtienen otras ventajas, como son:

  • Mayor transparencia: Los consumidores pueden conocer el origen de la carne, cómo fue criada y procesada, lo que aumenta la confianza en el producto.
  • Frescura y calidad: Al comprar directamente del productor, los consumidores suelen obtener carne más fresca y de mejor calidad.
  • Precios competitivos: Sin los márgenes añadidos por intermediarios, los consumidores pueden acceder a productos de alta calidad a precios razonables.

¿Cómo implementar este modelo en otros países?

La comercialización directa de carne es una estrategia viable y prometedora para los ganaderos en EE. UU. que también podría aplicarse en otros países. Al adoptar este modelo, los productores pueden mejorar sus márgenes de beneficio, establecer relaciones directas con los consumidores y garantizar una carne de alta calidad y frescura.

Algunas estrategias y consideraciones clave que pueden replicarse en nuestro país, y que algunas empresas ganaderas ya están haciendo (especialmente aquellas dedicadas a la producción de carne de alta calidad procedente de razas como angus o wagyu) son:

  • Plataformas en línea: Crear una tienda en línea o utilizar plataformas de comercio electrónico para vender carne directamente a los consumidores. Esto amplía el alcance y facilita el proceso de compra. Varios ganaderos en Colombia promocionan sus productos a través de redes sociales como Facebook, WhatsApp e Instagram, tanto aquellos que producen cortes de carne como los que preparan lácteos.
  • Mercados locales y ferias: Participar en mercados locales y ferias agropecuarias puede ser una excelente manera de promocionar productos y establecer relaciones directas con los consumidores.
    Sistemas de suscripción: Ofrecer carne a través de sistemas de suscripción mensual puede proporcionar un flujo de ingresos constante y previsibilidad en la demanda.
  • Certificaciones de calidad: Obtener certificaciones que avalen la calidad y seguridad de la carne puede ayudar a ganar la confianza de los consumidores.
  • Educación del consumidor: Informar a los consumidores sobre los beneficios de comprar directamente del productor y la calidad superior de la carne puede incentivar las ventas.

Con la implementación adecuada de plataformas en línea, participación en mercados locales, y un enfoque en la calidad y transparencia, la ganadería colombiana puede beneficiarse significativamente de este enfoque innovador.

Desafíos y soluciones

También es cierto que este modelo no es una alternativa viable para la gran mayoría de ganaderos en nuestro país o en otros país, teniendo en cuenta que las exigencias normativas y los costos, entre otros factores, hacen casi imposible que un solo productor decida hacerlo por su propia cuenta. Entre los desafíos principales y algunas soluciones propuestas están:

  • Logística y distribución: Establecer una cadena de frío eficiente para mantener la frescura de la carne durante el transporte. Esto puede lograrse mediante alianzas con empresas de logística especializadas.
  • Regulaciones sanitarias: Asegurarse de cumplir con todas las normativas sanitarias y de seguridad alimentaria es crucial para evitar problemas legales y garantizar la confianza del consumidor.
  • Marketing y promoción: Invertir en estrategias de marketing digital para llegar a un público más amplio y educar a los consumidores sobre los beneficios de la carne de calidad.

Leer más

Noticias Internacionales

Continúa brote de Gripe Aviar en Estados Unidos

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Noticias Internacionales

Iniciativa internacional busca alternativas para la alimentación caprina

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending