Noticias Internacionales

Usan Leche Agria para Fabricar Vestidos

Publicado

en

(2.298 lecturas vistas)

COMPARTIR

 

Una microbióloga y diseñadora de modas alemana, Anke Domaske, creó telas con leche en mal estado. La iniciativa no sólo ofrece una nueva alternativa sustentable y biodegradable para el mercado textil, también recicla miles de litros de leche agria que, en ese país, no tiene ningún uso, por lo que son desechados.

En San Luis se utiliza en los tambos como un alimento complementario para darles a los terneros.

La realidad en San Luis es otra. Por ejemplo en el tambo de Martín Pasman, ubicado en Luján, usan la leche que no está apta para la venta al público como alimento para los terneros, a los que engordan para vender a los frigoríficos para carne.

Los tamberos alemanes tiran alrededor de dos millones de toneladas de leche cada año, cantidad suficiente para llenar 770 piletas olímpicas. QMilk, la empresa de modas que fundó en 2011 la microbióloga, usa 1.000 toneladas de leche residual cada año y paga alrededor de cuatro centavos de dólar por litro. Una ganga.

El proceso consiste básicamente en dejar que la leche se agríe y seque hasta convertirse en polvo de proteína. Posteriormente se mezcla con agua y otros ingredientes de origen natural para formar una masa esponjosa de la cual se sacan los hilos para formar la tela. La científica sólo usa leche que es desechada y asegura que se necesitan dos litros para crear un kilo de tela, que en el mercado se puede vender por unos 27 dólares.

Actualmente la compañía trabaja con unos 20 productores lácteos alemanes, aunque Domaske tiene planes de expandirse. Dice que la tela a base de leche agria es suave como la seda, biodegradable, antibacterial, lavable y proporciona frescura durante la temporada de calor y tibieza en el invierno.

Todo por la familia

La diseñadora de modas alemana revoluciona la industria textil europea con su creación, a todas luces innovadora, una tela hecha con elementos naturales (como la leche agria o descompuesta, no apta para consumo) que sirve para fabricar ropa. A pesar de que su producto se hizo conocido recientemente, su historia comenzó en 2009, cuando tenía 26 años.

Ese año su padrastro fue diagnosticado con leucemia. Entre tantos cambios, la posibilidad de comprar cualquier prenda para vestir se redujo considerablemente, ya que la mayor parte de los productos textiles le causaban alergia al entrar en contacto con su piel. Descubrieron que esa reacción era por los químicos que se usan para producir prendas.

Con miras a mejorar la calidad de vida del hombre que había cuidado de ella, decidió crear una tela ciento por ciento natural. Para eso se basó en un viejo proceso que consistía en la fabricación de fibras de caseína a partir de leche. Luego de 3.000 recetas y 9 meses de pruebas fue capaz, junto con su equipo, de crear una tela que no se disolviera en el agua.

Nada se pierde

El tambo de Pasman, que ha pasado por todos los inconvenientes que padecen los productores de leche en Argentina, sigue en pie de la mano de los hermanos Nicolás y Claudio Chiappero, quienes le contaron a El Diario que de «los casi 24.000 litros diarios que producen, hay alrededor de 600 litros, un cuatro por ciento del total, que no sirven para el mercado porque tiene mal gusto y es rechazada por los consumidores. Sin embargo nosotros lo usamos como alimento complementario para los terneros, porque ellos no notan la diferencia. A veces, como la cantidad de leche agria no es suficiente, les damos otra parte en buen estado para completar la dieta», dijo uno de los hermanos, que se tomó unos minutos para contar la realidad que se vive en San Luis en materia de desperdicios lácteos.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Internacionales

Modelo de Comercializaciòn de carne de res està transformando la Ganderia de EE.UU

Publicado

en

COMPARTIR

Courtney Bir, especialista en Extensión, Gestión de Granjas y Finanzas Agrícolas, y Rodney Holcomb, economista de la Industria Alimentaria de la Extensión de Economía Agrícola de la Universidad Estatal de Oklahoma, explicaron cómo funciona el modelo de la venta de carne de res directamente al consumidor.

En resumen, la comercialización directa implica que los productores de carne venden sus productos directamente a los consumidores, sin intermediarios. Esto no solo permite a los productores obtener un mejor precio por su producto, sino que también ofrece a los consumidores carne de mayor calidad y frescura.

Esto debido a los márgenes ajustados que están recibiendo los ganaderos en EE. UU. por parte de las empresas procesadoras, sobre todo después de la pandemia de la covid-19.

«Cuando se vende directamente a los consumidores, se produce un gran cambio. Ya no se vende ganado (producto agrícola), sino carne de res (alimento empacado). Puede parecer una diferencia pequeña, pero alimentar (o dejar pastar más tiempo) al ganado para el sacrificio y vender carne de res al consumidor final agrega complejidad a la operación de cría de vacas y terneros o de engorde. Además, el consumidor final puede tener ciertas expectativas o preferencias con respecto a la carne de res que consume su familia», anotaron.

Por su parte, los consumidores obtienen otras ventajas, como son:

  • Mayor transparencia: Los consumidores pueden conocer el origen de la carne, cómo fue criada y procesada, lo que aumenta la confianza en el producto.
  • Frescura y calidad: Al comprar directamente del productor, los consumidores suelen obtener carne más fresca y de mejor calidad.
  • Precios competitivos: Sin los márgenes añadidos por intermediarios, los consumidores pueden acceder a productos de alta calidad a precios razonables.

¿Cómo implementar este modelo en otros países?

La comercialización directa de carne es una estrategia viable y prometedora para los ganaderos en EE. UU. que también podría aplicarse en otros países. Al adoptar este modelo, los productores pueden mejorar sus márgenes de beneficio, establecer relaciones directas con los consumidores y garantizar una carne de alta calidad y frescura.

Algunas estrategias y consideraciones clave que pueden replicarse en nuestro país, y que algunas empresas ganaderas ya están haciendo (especialmente aquellas dedicadas a la producción de carne de alta calidad procedente de razas como angus o wagyu) son:

  • Plataformas en línea: Crear una tienda en línea o utilizar plataformas de comercio electrónico para vender carne directamente a los consumidores. Esto amplía el alcance y facilita el proceso de compra. Varios ganaderos en Colombia promocionan sus productos a través de redes sociales como Facebook, WhatsApp e Instagram, tanto aquellos que producen cortes de carne como los que preparan lácteos.
  • Mercados locales y ferias: Participar en mercados locales y ferias agropecuarias puede ser una excelente manera de promocionar productos y establecer relaciones directas con los consumidores.
    Sistemas de suscripción: Ofrecer carne a través de sistemas de suscripción mensual puede proporcionar un flujo de ingresos constante y previsibilidad en la demanda.
  • Certificaciones de calidad: Obtener certificaciones que avalen la calidad y seguridad de la carne puede ayudar a ganar la confianza de los consumidores.
  • Educación del consumidor: Informar a los consumidores sobre los beneficios de comprar directamente del productor y la calidad superior de la carne puede incentivar las ventas.

Con la implementación adecuada de plataformas en línea, participación en mercados locales, y un enfoque en la calidad y transparencia, la ganadería colombiana puede beneficiarse significativamente de este enfoque innovador.

Desafíos y soluciones

También es cierto que este modelo no es una alternativa viable para la gran mayoría de ganaderos en nuestro país o en otros país, teniendo en cuenta que las exigencias normativas y los costos, entre otros factores, hacen casi imposible que un solo productor decida hacerlo por su propia cuenta. Entre los desafíos principales y algunas soluciones propuestas están:

  • Logística y distribución: Establecer una cadena de frío eficiente para mantener la frescura de la carne durante el transporte. Esto puede lograrse mediante alianzas con empresas de logística especializadas.
  • Regulaciones sanitarias: Asegurarse de cumplir con todas las normativas sanitarias y de seguridad alimentaria es crucial para evitar problemas legales y garantizar la confianza del consumidor.
  • Marketing y promoción: Invertir en estrategias de marketing digital para llegar a un público más amplio y educar a los consumidores sobre los beneficios de la carne de calidad.

Leer más

Noticias Internacionales

Continúa brote de Gripe Aviar en Estados Unidos

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Noticias Internacionales

Iniciativa internacional busca alternativas para la alimentación caprina

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending