Noticias Nacionales

Perú lleva 5 años sin vacunar contra aftosa

Publicado

en

(
Warning: array_key_exists() expects parameter 2 to be array, bool given in /home/perulact/public_html/wp-content/plugins/wp-postviews/wp-postviews.php on line 185
vistas)

Perú se convirtió en 2018 en el primer país de la región Andina (en la que se encuentra con Bolivia y Ecuador) en tener la mayor parte de su territorio, 98,27 %, con el estatus de libre de fiebre aftosa sin vacunación, y el restante 1,73% reconocido como libre con vacunación.

En ese entonces, Tito Díaz, oficial principal de Desarrollo Pecuario de la Oficina Regional de la FAO, aseguró que «Perú es la demostración de que la unión entre la decisión política de los gobiernos, el apoyo de la cooperación internacional y el trabajo con los productores ses la fórmula que hace posible obtener avances significativos en la lucha contra la fiebre aftosa».

Por su parte, el jefe nacional del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa) de aquel momento Óscar Dominguez Falcón, esta meta se logró tras establecer líneas de acción claras, como el establecimiento de un marco normativo para el proceso de erradicación de la fiebre aftosa, la capacitación y conformación de Sistemas Locales de Sanidad Animal (CLSA y líderes comunales), vigilancia y control de movimientos de animales.

Representantes del Senasa y el ministro de Agricultura reconocieron a la FAO, la OPS/OMS, a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), a la Cooperación Italiana para el Desarrollo y a representantes de gremios ganaderos por su apoyo en la consecución de este objetivo. (Lea en CONtexto ganadero: OIE reconoce a Perú como país libre de fiebre aftosa sin vacunación)

La cooperación de la FAO ha tenido un impacto importante en el Perú, gracias al trabajo conjunto con el Senasa para el fortalecimiento del Programa Nacional de Fiebre Aftosa de Perú (Pronafa). Se capacitaron los profesionales así como se hicieron «inversiones en equipamiento, suministro de materiales y la puesta en marcha de la primera estrategia de educación sanitaria en fiebre aftosa dirigida a los pequeños productores y productoras, con el fin de prevenir, controlar y erradicar la enfermedad, así como el diseño de una propuesta de seguro ganadero, como mecanismos que estimule a la detección precoz de la enfermedad».

Otra área de acción fue el fortalecimiento del trabajo binacional con Ecuador y Bolivia para reforzar la vigilancia en frontera, el intercambio de experiencias y una mejora de la comunicación. En el ámbito regional el programa apoya el fortalecimiento de las capacidades de los servicios veterinarios, logrando una cobertura del 65 % de las unidades técnico operativa de las áreas priorizadas a través de capacitación y equipamiento técnico.

Asimismo, la cooperación internacional fue vital, como el Fondo Fiduciario ESPAÑA-FAO para América Latina y el Caribe, con el proyecto regional «Fortalecimiento de Políticas y Estrategias para la Prevención, Control y Erradicación de la Fiebre Aftosa en Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela» con una contribución de cinco millones de dólares, que han permitido fortalecer las políticas y acciones en el país contra la enfermedad.

¿Por qué Colombia aún continúa con la vacunación contra aftosa?
Colombia obtuvo el estatus como país libre de fiebre aftosa con vacunación en 2009, luego de más de medio siglo con focos anuales de la enfermedad. Durante 8 años, entre 2009 y 2017, el país mantuvo este estatus, pero debido a que el gobierno quitó la administración del Fondo Nacional del Ganado (FNG) a la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), bajo cuya operación lograron erradicar la aftosa, en 2017 y 2018 se presentaron nuevos brotes de la enfermedad.

Esto ocasionó grandes pérdidas directas para los ganaderos afectados, que tuvieron que sacrificar sus animales, así como millones de dólares y un retraso de varios años por cuenta de la suspensión del comercio exterior luego de que varios mercados cerraran sus puertas a la carne y leche colombianas.

Por ello, solamente hasta que el gobierno le devolvió la administración del FNG a Fedegán (en enero de 2019), fue que Colombia volvió a recibir la certificación como libre de aftosa con vacunación un año después, en febrero de 2020. Sin embargo, todavía faltan varios años para alcanzar el estatus de libre sin vacunación. Así lo explicó Esperanza Polanía, subdirectora de Salud y Bienestar Animal de Fedegán-FNG:

«A diferencia de Perú, que comparte frontera con países libres de aftosa, nosotros tenemos una amenaza permanente por una frontera tan extensa con Venezuela (de más de 2.200 km), un país que no tiene certificación oficial por parte de la OMSA (Organización Mundial de Sanidad Animal)».

La funcionaria explicó que los factores de riesgo son diversos: de un lado, como indicó, no se sabe si el país vecino está desarrollando un programa de erradicación de la enfermedad como sí se está ejecutando en Colombia, por lo cual no hay certeza de las coberturas de vacunación. (Lea en CONtexto ganadero: FAO reconoce esfuerzos de Perú para erradicar la fiebre aftosa)

A esto se suma el contrabando de ganado, con un flujo constante de animales del vecino país de los cuales no sabe si cuentan con vacunas (en Colombia está prohibida la importación de ganado procedente de Venezuela). Pero además, Polanía resaltó que el virus de la aftosa puede propagarse a través de los subproductos como carne y quesos, que ingresan de forma ilegal todos los días, o más grave aún, de los fómites, objetos sin vida que pueden transportar patógenos, como los zapatos o la ropa que portan los inmigrantes que llegan del vecino país.

«El comercio ilegal por los diferentes pasos fronterizos hace muy difícil controlar la llegada de animales, pero el virus no solo se transmite por animales vivos, sino también por subproductos que vienen de Venezuela, y algo que también hay que destacar es la movilización de los inmigrantes, porque el virus de la aftosa viaja en fómites, como los zapatos, el vestuario o las mismas ruedas de las fincas donde presuntamente hubiese animales infectados. El gran problema es que no sabemos qué hay en Venezuela porque no tienen una declaratoria transparente de lo que sucede al interior en el tema del control de aftosa», remató.

Noticias Nacionales

Cuentas claras, sueños grandes: Con mayor transparencia, una comunidad encuentra oportunidades para su ganado lechero

Publicado

en

La comunidad de Qquello se encuentra en las alturas de Apurímac, una región montañosa en la cordillera de los Andes. Es un pueblo pequeño, ubicado sobre una ladera salpicada por rocas de distintos tamaños.

Julián Criollo es integrante de la junta directiva de Chillan Kayshun, una asociación de productores de ganado lechero de Qquello.

Gracias a su esfuerzo, los integrantes de la asociación han logrado adquirir ganado de raza Brown Swiss, reconocido por la buena calidad de su leche y carne. Además, han mejorado su cultivo de pastos de forraje e incluso han incursionado en la producción artesanal de productos derivados, como el yogurt y el queso. Por estos motivos, Chillan Kayshun se ha convertido en un ejemplo a nivel distrital.

Para los comuneros de Qquello, la crianza de ganado mejorado representa una oportunidad para aumentar sus ingresos, combatir la pobreza y mejorar su calidad de vida.

             

«Con estos ganados lecheros que trabajamos, queremos mejorar aún más adelante con el queso, yogurt, ¿para qué? Para el sustento de nuestros hijos, nuestro consumo, y es muy importante para vender en los mercados», dice Julián.

               

               

Pero los ganaderos de Chillan Kayshun son conscientes de que aún tienen mucho por hacer para mejorar su producción. En estas montañas, el clima puede ser un desafío, y los comuneros saben que el siguiente paso es construir cobertizos para proteger a su ganado del sol intenso, las lluvias y el granizo.

Sin embargo, para una pequeña asociación de ganaderos en una comunidad de los Andes, esto puede implicar un costo muy elevado.

Minería, impuestos y recursos

La comunidad de Qquello se encuentra en la provincia de Cotabambas, dentro del área de influencia directa de Las Bambas, una de las minas de cobre más grandes del Perú. Desde que la empresa minera inició operaciones, la municipalidad de Cotabambas pasó de recibir 200 000 soles por impuestos de la minería en el 2015, a recibir más de 180 millones de soles en el 2022, lo que representa una gran oportunidad para financiar e impulsar el desarrollo local.

Una de las iniciativas que se vienen llevando a cabo en Cotabambas es el concurso Procompite, organizado de forma anual por la municipalidad provincial, con la finalidad de cofinanciar los planes de negocio de las asociaciones de productores locales.

Sin embargo, no todos los productores conocen del concurso ni cumplen los requisitos establecidos para participar. El reto en Cotabambas, como en muchas de las otras regiones del Perú que disponen de fondos provenientes de la renta extractiva, es lograr que la población cuente con la información suficiente para conocer cómo se están gestionando esos recursos y cómo estos pueden impactar en el desarrollo local.

En Cotabambas, otras asociaciones de productores se dedican a la crianza de ovejas, alpacas o cuyes.

Conocimiento que empodera

En Cotabambas, USAID ha venido realizando talleres y charlas dirigidas a la población local. A través de estas actividades, jóvenes y adultos han aprendido a acceder a las plataformas virtuales del Estado peruano que contienen la información sobre la distribución y uso de los recursos públicos y, en particular, sobre los recursos que provienen de la renta minera. “Las comunidades tienen que saber que sí existen recursos en las municipalidades”, comenta Pablo Villa, coordinador del Grupo Propuesta Ciudadana, socio local de USAID.

Con el apoyo de Pablo y la orientación del equipo técnico, en junio del 2023, la asociación Chillan Kayshun presentó su propuesta para la construcción de cobertizos para su ganado. “Gracias al compañero Pablo, él es el que nos ha animado porque faltaba ya pocos meses. Nos dice, «no se queden atrás, hay oportunidades». Entonces pensamos «perder, ganar, vale intentar»”, menciona Julián.

Luego de varias etapas, la propuesta de Chillan Kayshun resultó ganadora y obtuvo un apoyo por el valor de 160 000 soles para la construcción de los cobertizos para su ganado. En algunos meses, las vacas ya no estarán expuestas al clima de los Andes y tendrán un espacio adecuado para criar a sus becerros y producir leche.

Julián ya piensa en el futuro. Pronto, comenta, esperan seguir participando de otras convocatorias ofrecidas por el Estado para el financiamiento de iniciativas productivas, que les permitan tecnificar su producción de yogurt y queso.

Con la información adecuada, los integrantes de Chillan Kayshun seguirán atentos al trabajo que realizan las autoridades locales para que los recursos de la minería contribuyan efectivamente a generar oportunidades sostenibles para las personas.

“Tenemos el sueño de seguir trabajando más hacia adelante en tema de ganadería para seguir caminando más adelante. Viendo esto, nuestros paisanos y comuneros también, siguiendo nuestro ejemplo, ellos también trabajarán aún más» concluye Julián.

SOBRE ESTA HISTORIA

La extracción de recursos naturales contribuye al crecimiento de la economía del Perú y proporciona financiamiento para servicios públicos esenciales. Sin embargo, los ingresos provenientes de los recursos minerales e hidrocarburos a menudo no llegan a las comunidades locales, lo que ha provocado numerosos conflictos sociales en distintas regiones del país.

A través del proyecto “Reforzando la Transparencia y las buenas prácticas en el sector extractivo”, USAID promueve el reporte detallado de ganancias, aumenta la participación ciudadana en las decisiones sobre la utilización de los ingresos provenientes de los recursos naturales, y contribuye a mejorar la gobernanza del sector extractivo.

El Grupo Propuesta Ciudadana, conformado por un consorcio de ONG locales, implementa el proyecto en 10 regiones del Perú.

Leer más

Noticias Nacionales

Nace una nueva cría de ganado vacuno mediante transferencia de embriones

Publicado

en

A través de la transferencia de embriones, el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) ha conseguido el nacimiento de una ternera de ganado vacuno con una calidad genética excepcional de la raza Simmental Fleckvieh, de linaje puro pedigree. Este hito tuvo lugar en la provincia de Huanta, ubicada en la región de Ayacucho – Perú.

Moly es una ternera nacida en la Asociación Agroganadera del distrito de Huamanguilla mediante transferencia de embriones, destacando por su alto valor genético, resultado del proyecto de ganadería Promegnacional llevado a cabo por el INIA. Este logro se hizo posible mediante el uso de biotecnología reproductiva para obtener embriones sexados de bovino.

Por su alto valor genético, esta nueva cría tiene la capacidad de producir carne de vacuno con alta calidad para atender las diversas demandas industriales, así como el de incrementar la cantidad de litros de leche con elevados índices de sólidos y líquidos ideal para generación de derivados.

Además, Moly aportará -en el más breve plazo- embriones con alta calidad que permitirá el fortalecimiento del núcleo genético de vacuno para la región de Ayacucho, el cual dispondrá de material genético para que los pequeños y medianos productores de las comunidades campesinas mejoren la calidad de la actividad ganadera.

El nacimiento de Moly es producto de los trabajos de mejoramiento genético que impulsa el proyecto Promegnacional del INIA, con la finalidad de mejorar la calidad de carne y leche de bovino, fortalecer la actividad ganadera y potenciar la rentabilidad económica de los pequeños y medianos productores.

Leer más

Noticias Nacionales

Coagrovet se encuentra en la Búsqueda de Representantes en Ventas para regiones del Perú

Publicado

en

Se requiere dos representantes : uno para la zona de norte-sur chico, un segundo representante para el oriente del Perú y Sur deben tener residencia en Lima.

Requisitos:

  • Experiencia minima dos años en ventas de productos veterinarios en campo y tiendas.
  • Ing. Zootecnista o Bachiller en Medicina Veterinaria
  • Debe tener brevete
  • Residir en Lima
  • Manejo de office a nivel intermedio (Word, Excel, Power Point)
  • Capacidad de persuasión y habilidades de Comunicación
  • Disponibilidad para viajar
  • Empatía
  • Trabajo a tiempo completo

Interesados enviar CV al correo: ventas@coagrovet.com

Leer más

Trending