Noticias Internacionales

Impacto Económico de la Neumonía en Terneras de Leche

Publicado

en

(546 lecturas vistas)

COMPARTIR

El objetivo de la crianza de terneras es producir futuras vacas productoras de leche rentables y eficientes. El tiempo que pasa desde el nacimiento hasta su primer parto y su primera lactación representa una inversión de recursos bastante considerable.

Así lo plantea el investigador y profesor de producción bovina de la Universidad Nacional Autónoma de México, Eligio Gabriel Salgado Hernández, en un artículo publicado en el portal ganadería.com, donde indica que existen diferentes estrategias para optimizar el uso de dichos recursos y mejorar la productividad.

En los primeros meses de vida las terneras son muy susceptibles a diversas enfermedades, tales como neumonía y diarreas, que afectan negativamente la productividad.

La neumonía clínica es aquella en la que los animales manifiestan signos clínicos, si el personal responsable del cuidado de las terneras los detecta a tiempo los animales deben recibir un tratamiento oportuno. Sin embargo, a pesar del éxito clínico del tratamiento, muchas terneras permanecen con lesiones por mucho tiempo.

Aproximadamente entre 5 y el 55 % de las terneras presentan neumonía clínica en los primeros 3 meses de vida. El objetivo es que el número de casos de neumonía no sea mayor al 10 %.

Existe otro tipo de neumonía en la cual la ternera no manifiesta signos clínicos de enfermedad, o bien después de un evento clínico y de la administración de un tratamiento aparentemente fue curada, sin embargo, las lesiones provocadas permanecen por mucho tiempo, con el uso de ultrasonografía es posible detectar lesiones, a este tipo de presentación de neumonía se le ha denominado neumonía subclínica.

Esta menor ganancia diaria de peso repercute sobre los objetivos de producción planteados, la edad a la primera inseminación y la edad al primer parto aumentan.

La presencia de neumonía durante la etapa de crianza afecta el crecimiento y el desarrollo y tiene efectos negativos a largo plazo sobre la supervivencia de las terneras, la reproducción, la edad a primer parto, la producción de leche y la vida productiva total.

Las terneras que presentan neumonía durante la etapa de crianza presentan mayor riesgo de morir o ser eliminadas del hato durante su vida productiva. En un estudio de 2017, citado por el autor, se encontró que solo el 90.2 % de las terneras que presentaron neumonía en la crianza llegaron a su primer parto, en el caso de las terneras que no se enfermaron el porcentaje de terneras que llegaron al primer parto fue del 94.7 %.

En cuanto a los efectos sobre el crecimiento y desarrollo, señala el autor, diversos estudios han comprobado que las terneras que se enferman de neumonía en los primeros meses de vida tienen una menor ganancia diaria de peso. Este efecto es más marcado si los animales se enferman de neumonía en varias ocasiones.

En los estudios en los que se ha evaluado el efecto de la neumonía clínica, es decir terneras que se observaron enfermas, la ganancia diaria de peso del nacimiento a los 6 meses fue de 637 g/d, mientras en las terneras que no se observaron enfermas la ganancia fue de 704 g/d. En las mismas terneras, la ganancia de peso de los 6 a los 25 meses también fue menor en las terneras enfermas.

Esta menor ganancia diaria de peso repercute sobre los objetivos de producción planteados, la edad a la primera inseminación y la edad al primer parto que aumentan.

Las terneras que presentaron neumonía durante la crianza presentaron su primer parto a una edad de 732 días en promedio, mientras que las terneras sanas parieron a los 724 días. En otro estudio en el cual se midió la presencia de lesiones pulmonares en terneras de 60 días de edad mediante ultrasonografía, se encontró que la edad al primer parto fue 8 días más para las terneras que presentaron lesiones, las terneras sanas parieron a una edad de 702 días mientras que las enfermas parieron a los 714 días.

Los estudios acerca del efecto de la neumonía sobre la reproducción son escasos. En un estudio, reciente, la tasa de preñez al primer servicio de las terneras fue de 62 % en las terneras sin lesiones contra 52.5 % en las terneras con lesiones pulmonares, lo cual contribuye al aumento en la edad promedio al primer parto.

Cuando se evalúa el efecto de la neumonía sobre el peso al primer parto, los resultados son menos consistentes, en diversos estudios no se ha encontrado un efecto negativo, es decir el peso al primer parto es similar entre terneras con y sin neumonía, la razón de estos resultados se debe a que las terneras con neumonía a menudo tienen una mayor edad al primer parto, por tanto, tienen mayor número de días de crecimiento comparada con las sanas e igualan el peso al primer parto.

En un estudio en el cual clasificaron a las terneras como sanas o enfermas con base en criterios clínicos, las que presentaron neumonía clínica durante la crianza, redujeron su producción de leche en aproximadamente 122 litros en su primera lactación y 91.5 en la segunda lactación. En otro estudio, en el cual se determinó la presencia de neumonía subclínica al destete mediante la presencia de lesiones pulmonares con ultrasonido, las terneras que presentaron lesiones mayores a 3 cm produjeron 526.3 litros de leche menos en su primera lactación.

Prevención y Tratamiento

La neumonía o complejo respiratorio bovino es causada por múltiples factores, el estrés, la desnutrición, la depresión de la inmunidad, alta exposición a agentes infecciosos, cambios bruscos de temperatura, ambientes con mala ventilación, etc., pueden desencadenar una infección.

A menudo, las infecciones virales también deprimen al sistema inmune y esto permite que, bacterias que habitan de manera normal el tracto respiratorio superior bajen y se alojen en los pulmones causando una respuesta inflamatoria. Dependiendo del tipo de bacteria la inflamación puede ser aguda y a menudo fatal, lo cual causa neumonía de tipo fulminante con alta tasa de mortalidad como en el caso de neumonía causada por M haemolytica, o bien neumonía de tipo crónico como la causada por Histophilus somni, Pasteurella multocida o incluso Mycoplasma bovis.

La prevención se basa en proveer una adecuada inmunidad a las terneras, la cual se obtiene a través de la aplicación de vacunas a las madres para incrementar la síntesis de anticuerpos que pasarán a través del calostro, posteriormente, es necesario tener un programa adecuado de manejo y administración del calostro a las terneras en las primeras horas de vida para aumentar la absorción de anticuerpos. Es posible administrar vacunas intranasales en la primera semana de vida a las terneras, las cuales no interfieren con los anticuerpos maternos obtenidos a través del calostro.

El siguiente paso en los programas de prevención de la neumonía está basado en el manejo del ambiente, tener alojamientos limpios y bien ventilados, evitar el hacinamiento, evitar el contacto entre las terneras cuando se encuentran en sus becerreras individuales, rotar y desinfectar de manera frecuente el lugar donde está cada animal.

El objetivo de los programas de prevención es tener menos del 10 % de terneras enfermas de neumonía.

La identificación de animales enfermos y su tratamiento oportuno es una parte importante del programa de prevención, ya que además de disminuir la mortalidad se evitará la diseminación del problema. Además de identificar y tratar a las terneras cuando comienzan a manifestar los primeros signos clínicos, el uso de antibióticos de probada eficacia es parte del éxito del programa de tratamientos.

Parte importante del tratamiento también incluye la administración de antiinflamatorios para reducir la fiebre, mejorar rápidamente el consumo de alimento y reducir el grado de lesiones al pulmón.

El objetivo del tratamiento es curar entre el 80 y 90 % de los animales tratados, cuando el porcentaje de animales que no se recuperan y requieren un segundo o tercer tratamiento es mayor al 20 %, se debe revisar el tipo de antibiótico y antiinflamatorio que se está utilizando, así como también el protocolo de revisión y detección de animales enfermos.

En estudios recientes se han evaluado el uso de antibióticos en forma de metafilaxia. Es decir, la administración de antibióticos a todos los animales con fines preventivos, independientemente si están enfermos o no. El fundamento de esta forma de uso de los antibióticos se basa en que existen factores de riesgo tales como el destete, el alojamiento de animales en grupos, temporadas de frío, los cuales generan mayor estrés y depresión de la inmunidad y el riesgo de que se presenten casos clínicos y subclínicos aumenta. La administración de antibióticos a todos los animales previo a estos periodos de estrés disminuye la presentación de casos clínicos y subclínicos.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Internacionales

Lechería inteligente: aplicar tecnologías para transformar el negocio lechero

Publicado

en

COMPARTIR

La automatización y la robótica, junto con las tecnologías de la comunicación y de la información, son herramientas que ganan terreno e impulsan la transformación de los sistemas productivos. Con información estratégica, los productores de leche en Argentina pueden tomar decisiones precisas y mejorar los factores económicos y ambientales. 

En la Argentina hay más de 300 robots instalados en los sistemas productivos de leche y más del 20 % del rodeo nacional cuenta con algún tipo de tecnología incorporada. “La automatización, los sensores y la robótica son herramientas cada vez más adoptadas por los tamberos y que ganan terreno en la lechería, a pesar del contexto macro”, aseguró Miguel Taverna, coordinador nacional de lechería del Instituto Nacional de Tecnologías Agropecuaria (INTA).

De acuerdo con el especialista, “aplicar la inteligencia artificial a la lechería permite contar con información estratégica para la toma de decisiones correctas con un mínimo margen de error. Así, es posible gestionar de un modo mucho más preciso el sistema de producción y eficiente de los recursos, lo que mejora los factores económicos y ambientales del tambo”.

Un tambo inteligente requiere del uso de sensores que permiten monitorear prácticamente todos los aspectos que involucra el sistema productivo: desde el comportamiento del animal, la ingesta, su salud y hasta aspectos hormonales. Además, es necesario incorporar las tecnologías de la comunicación y de la información, así como la automatización y la robótica que permiten transformar los sistemas.

Para Taverna, “producir de manera inteligente nos permite ser eficientes en el uso de los recursos, al tiempo que las tecnologías nos permitirán trazar, mostrar y generar información objetiva sobre las condiciones en las que estamos produciendo leche en la Argentina”. Y en este punto, no dudó en asegurar que “esta información permite dar respuestas a las demandas de los consumidores y mercados internacionales que quieren saber con cierta precisión las condiciones en las que producimos los alimentos”.

“Si somos inteligentes y comunicamos los datos, podremos lograr un reposicionamiento del sector frente a la sociedad como una actividad productiva no contaminante, alineada a las demandas internacionales ambientales de emisiones y del uso de los recursos escasos como el agua, entre otras buenas prácticas”, subrayó Taverna.

Con inteligencia, se multiplican los beneficios

Entre las ventajas de la incorporación de estas tecnologías a los tambos, Taverna destacó que “son tecnologías que pueden ser adoptadas independientemente de la escala del tambo” y, si bien es cierto que los tambos de mayor escala tienen mayores posibilidades, también son accesibles a producciones familiares. Además -señaló el especialista del INTA- “se pueden incorporar de manera progresiva”.

A su vez, “puntualmente la robótica y la automatización permiten mejorar la calidad de vida de los trabajadores, al simplificar las tareas del tambo, lo que, además, impulsa el arraigo territorial de las familias tamberas y las nuevas generaciones de productores”, subrayó Taverna.

Un curso virtual en ocho módulos

Con la colaboración de 20 empresas privadas, el INTA organizó el Curso de Tecnologías Inteligentes que comenzará el 26 de abril de 2024. Diseñado en un formato accesible y virtual, el curso cuenta con ocho módulos. Las temáticas que se abordarán van desde la identificación electrónica de los animales hasta la gestión estratégica de la información para la toma de decisiones.

El curso, que en este caso está dirigido a profesionales, propone ocho módulos impartidos en siete clases virtuales de tres horas cada una, los viernes por la mañana. Habrá un módulo adicional de visita a tambos inteligentes, organizado según la procedencia de los participantes.

Contará con más de 30 disertantes de empresas líderes, académicos nacionales e internacionales, y productores que compartirán su valiosa experiencia. Además, está previsto un intercambio entre participantes y acceso a una plataforma con materiales utilizados en las clases. Posibilidad de obtener un certificado al completar el curso.

Se trata de una oportunidad para adquirir conocimientos científicos y empresariales de vanguardia, y conectarte con una red de profesionales apasionados por el futuro de la lechería.

 

 

Leer más

Noticias Internacionales

¿Cómo son los signos clínicos de la influenza aviar en los bovinos?

Publicado

en

COMPARTIR

De acuerdo con la información proporcionada por el USDA el riesgo de transmisión de la influenza aviar a los seres humanos sigue siendo bajo. La Food and Drug Administration (FDA, EEUU) menciona que la leche de vaca y los productos lácteos que han sido pasteurizados son seguros para el consumo. Por otra parte, la información disponible indica que en la infección en las vacas no es sistémica, dado que sólo está afectando el tejido mamario, por lo que el consumo de carne bovina es seguro.

Las vacas se recuperan de la enfermedad y sólo requieren cuidados paliativos. La hipótesis más probable de trasmisión es por aves silvestres migratorias.

El Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria del USDA (APHIS) viene ofreciendo permanentemente información sobre la situación en Estados Unidos.

Recomendaciones para los dueños/as de ganado bovino

  • Es importante proteger sus animales y a las personas que tienen contacto directo con ellos, reforzando las medidas de bioseguridad:
  • Aumentar las prácticas de bioseguridad en el predio para prevenir y controlar la propagación de enfermedades, como el cambio de botas, prestando especial atención a la salud mamaria y a las buenas prácticas de ordeño, como la desinfección del equipo y el ordeño del ganado enfermo por separado o en último lugar antes de la limpieza de la sala de ordeño.
  • Separar, a los animales enfermos o sospechosos de estarlo, del resto del rebaño hasta su recuperación.
  • Aislar el ganado recién incorporado a la explotación.
  • Evitar alojar varias especies de animales juntas.
  • Limitar el acceso de los animales productivos no destinados a la producción y aplicar medidas para excluir a los animales domésticos (por ejemplo, gatos) y a la fauna salvaje.
  • Vigilar el ganado para detectar signos clínicos, incluida una disminución repentina de la producción de leche o que esta se vea espesa y descolorida, disminución del apetito, letargo, fiebre y/o deshidratación.
  • Reducir al mínimo el contacto de las vacas con aves silvestres en el predio, cuando sea posible.
  • Minimizar el movimiento de animales. No mueva animales enfermos.

Signos clínicos en bovinos de leche

El USDA ha informado que los signos clínicos detectados en las vacas afectadas por influenza aviar incluyen principalmente:

  • Brusca disminución de la producción de leche.
  • Leche de consistencia más espesa.
  • Baja de apetito y de consumo de agua.
  • Fiebre.
  • Letargia.
  • Se recomienda usar correctamente los Elementos de Protección Personal (EPP) establecidos para el trabajo en lecherías

Estados que han reportados casos en ganado domestico (Estados Unidos)

Descarga el listado de Estados – Click Aquí

Leer más

Noticias Internacionales

COSALFA, celebra su 50 ª edición próxima a erradicar la fiebre aftosa en el continente

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending