Artículos

Valorización Cárnica

Publicado

en

(195 lecturas vistas)

COMPARTIR

POR: Derly Denise Rodríguez Sarmiento (Departamento Técnico ASONORMANDO) TOMADO DE: Revista De Carne Edición 55 (diciembre 2021)

Nuevo concepto de la valorización cárnica de la raza normando en fincas lecheras, la experiencia de dos ganaderías en el aprovechamiento de su doble propósito.

Cada año se realiza la actualización genética de la raza normando buscando que sea un avance equilibrado, siendo hoy en día la raza europea con mayor progreso genético a nivel productivo (proteína de la leche), salud, tipo y el doble propósito. Esto indica que la valorización cárnica se puede llevar de forma armoniosa con el mejoramiento sobre la producción de leche y la morfología global de los animales (EVOLUTION, 2020).

Los caracteres cárnicos de la raza Normando se integraron al esquema de selección a partir del año 2018,considerándose como el cuarto elemento responsable de la rentabilidad de una finca lechera, donde se agregó la valorización cárnica directa medida en los hatos, buscando mejorar el valor agregado que puede obtener el ganadero con sus animales. Este beneficio corresponde a la suma de muchos elementos como producción, salud, peso; conformación de las vacas y terneros; y el rendimiento cárnico, que es una de las características fuertes del Normando como raza de doble propósito.

Estos nuevos caracteres permitieron enriquecer la información del doble propósito que se tenía únicamente a partir del Formato y la Musculatura de las vacas durante su lactancia, dando información importantesobre el tipo de vaca necesaria para producir el peso y la conformacióncárnica, pero estando en producción y no en periodo de engorde.

Ante la situación actual de la ganaderíacolombiana, con altos costos de producción, relacionados con un elevado precio de los concentrados y fertilizantes, una mano de obra cada vez más escasa y una baja utilidad en la venta directa de leche, en especial en las zonas más apartadas. La raza Normando se ha convertido en una valiosa aliterativa por su versatilidad que le  confiere el doble propósito, al  ser una raza  que  produce en pastoreo una leche de a alta calidad de acuerdo con  sus  contenidos de proteína y grasa, así como su reconocido rendimiento quesero producto de la presencia de la variante beta de la kappa caseína. De esa manera, logrando que sus criadores perciban un valor agregado tanto  por  la  valoración de los sólidos en leche, como para aquellos que realizan su transformación en derivados lácteos.

Entre esta gran versatilidad de la raza se encuentra ademássu producción cárnica, ya sea a través del engorde de machos o el aprovechamiento de las hembras al final de su vida productiva. Esta aptitud cárnica esto dada de acuerdo con su morfología, al ser uno raza con una líneadorsal ancha, un conjunto de anca largo y ancho y con una adecuada musculatura a nivel de su pierna, que le permiten alojar cortes de muy buena calidad. Es así como la raza Normando es reconocida porproducir canales pesadas, con rendimiento en canal de hasta un 55%. El marmóreo es una de las principales características presentes en la carne normando, que le confieren su delicioso sabor, terneza y jugosidad.

La aptitud cárnica del Normando estádada de acuerdo con su morfología al ser una raza con una línea dorsal ancha, un conjunto de anca largo y ancho con una adecuada musculatura a nivel de su pierna, que le permite alojar cortes de muy buena calidad.

Para abordar el tema de la habilidad cárnico de la raza Normando,  se analizaron las curvas de crecimiento en hembras, donde el criador, además de realizar su aprovechamiento para la producciónláctea, logra un ingreso representativo en la venta de hembras de descarte para sacrificio. En esta ocasión se analizaron los resultados  del control  del peso vivo de hembras en sus diferentes etapas de crecimiento durante los últimos 10 años, realizado en dos ganaderías ubicadas en el departamento de Cundinamarca; cada una con condiciones medioambientales diferentes; empleadas como referencia de la crianza y control de pesos para la raza.

Caso Ganadería Suacatá

La Ganadería Suacatà, ubicada  enel municipio de Bojacà (sabana de Bogotá), con una  topografía  plana, se encuentra a una altura de 2600 msnm y maneja un sistema de producción en pastoreo intensivo suplementado. Su propietario hace especial énfasis en realizar un adecuado seguimiento al peso vivo de las hembras jóvenes en etapas claves como el destete, los 6, 12, 15 y 18 meses; para lograr el peso objetivo al primer servicio a una edad temprana. Adicionalmente, reviste gran importancia para el criador el peso alcanzado por el animal al llegar a su primer parto (meta entre 600 y 620 kg), pues influye directamente en la capacidad de producción de leche en su primera lactancia.

La siguiente gráficapresenta la curva de crecimiento promedio de la GanaderíaSuacatà para las hembras, análisis correspondiente a los pesos periódicos tomados durante los últimos 10 años, teniendo en cuenta además la edad en cada periodo. Dentro de la curva se puntualizan la edad y elpeso  promedio  al  destete, al primer servicio y al primer parto.Dentro del análisis de la curva se observó un peso al destete cercano  a los 100 Kg. , con ganancias diarias promedio  de  680  gramos, logran un peso promedio para el primer servicio de 414 Kg. a una edad de 19 meses. En el periodo de gestación se registran ganancias diarias promedio de 736 gramos, obteniendo un peso promedio al primer parto de 632 Kg a los 29 meses de edad.

Gráfico 1. Curva de crecimiento promedio para hembras en la ganadería Suacatá (Municipio de Bojacá), desde el destete hasta el primer parto. En la tabla: – Primera línea: corte de edades en meses – Segunda Línea: tamaño de la muestra en cada corte de edades(N), barras en eje secundario. – Tercera línea: Peso vivo en kilogramos

El peso alcanzado al primer parto es el punto clave que marcará el desempeño en su producción de leche para la primera lactancia. En la práctica se ha analizado que pesos menores a 460 kg al primer porto repercutirán en bajas producciones de leche; mientras que un peso ideal cercano a los 600 kg va a garantizar  el inicio de una adecuada curva de lactancia.

En una entrevista con su propietario,  Dr. Daniel  Molano, comentó  su percepción en cuanto  a  la producción  con la raza Normando, indicando que “sus beneficios no solo están dados por la calidad de la leche al momento dela comercialización,  un segundo beneficio es que al tener un nivel de proteína y grasa total permite  que los terneros se desteten con un buen peso y de esta forma arrancar  un  proceso  de  levante  y  cebo muy corto. Adicionalmente las vacas de descarte por razones reproductivas o por finalizar su vida productiva; en el caso de las ganaderíasSuacatá, sin hacer cebo de finalización, las vacas están pesando en la gran mayoría de los casos entre 720 y 800  kg y en  algunos casos aúnmás. Esto representa un ingreso importante por este rubro “.

Caso Ganadería Chuguaca

La segunda finca analizada fue la Ganadería Chuguaca, ubicada en el municipio de  San Francisco, con una topografía montañoso y altitud entre 2700 y 3050 msnm, con un sistema de producción en pastoreo intensivo suplementado. Su herramienta principalpara el  manejo de cada lote de hembras ha sido su peso vivo, donde son agrupadas de acuerdo con su  desarrollo; con el fin de brindar las mismas posibilidades de acceso a los recursos y evitar patrones de dominancia y recesividad dentro de cada grupo.

La siguiente gráficamuestra  la  curva  de crecimiento para las hembras  de  dicha  Ganadería  analizada para los últimos 10 años de información, realizando cortes a diferentes edades e incluyendo igualmente el peso al destete, al primer servicio y al primer parto.

Gráfico 2. Curva de crecimiento promedio para hembras en la ganadería Chuguacá (Municipio de San Francisco), desde el destete hasta el primer parto. En la tabla: – Primera línea: corte de edades en meses – Segunda Línea: tamaño de la muestra en cada corte de edades(N), barras en eje secundario. – Tercera línea: Peso vivo en kilogramos.

Adicionalmente, es importante recordar que la ganadería se encuentra ubicada a una altura considerable, donde los ejemplares deben lograr una efectiva adaptación alos desafíos medioambientales al requerir de mayor energía para poder realizar el proceso de termorregulación. Con un peso promedio al  destete de 92 kg, las hembras tienen ganancias diarias  promedio de 606 gramos, llegando a un peso al primer servicio de 400 kg con 20 meses de edad y posteriormente, con ganancias diarias promedio de 555 gramos en su periodo de gestación, llegando a un peso al  primer parto de 592 kg a los 31 meses en promedio.

En conversacióndirecta con el Señor Juan Ramón Giraldo, Administrador general de la  GanaderíaChupuacà, resulta que “lo más  importante  para tener buenos resultados ha sido  trabajar   con  animales  adaptados  a  las  condiciones  medioambientales y, para  el  caso  de nuestra  ganadería,  la raza Normando nos da esta gran ventaja ”.

Como conclusión podemos mencionar que el debepropósito la raza Normando a través  de los caracteres cárnicos, es un valor agregado que el ganadero puede aprovechar ya sea en hatos lecheros, como en sistemas de engorde exclusivamente.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Casos Clínicos

Atresia Coli en Bovinos

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Artículos

Optimizando el uso del semen sexado

Publicado

en

COMPARTIR

El semen bovino se debe descongelar a 35°C durante 45 segundos. Si esta temperatura no es exacta, una descongelación inadecuada puede afectar la calidad y viabilidad del semen.


Por: JODEE SATTLER (Estados Unidos)

Durante la segunda mitad del siglo XX (aproximadamente de 1955 a 2005), el rendimiento reproductivo del ganado lechero disminuyó considerablemente. Una variedad de factores –desde una mayor producción de leche, hasta una mayor endogamia y una nutrición inferior a la óptima– pueden haber contribuido a este retroceso.

Fisiólogos reproductivos, genetistas y otros expertos colaboradores de la industria láctea, algunos de ellos fueron convocados por el Consejo de Reproducción del Ganado Lechero de los Estados Unidos (DCRC, por sus siglas en inglés) para revertir esta tendencia negativa de la reproducción.

Durante la Reunión Anual del DCRC de 2022, el Dr. Paul Fricke, profesor de reproducción de ganado lechero de la Universidad de Wisconsin y especialista en Extensión, describió la “reversión”, es decir este gran cambio que comenzó en 2002, como una «revolución en la reproducción».

«El espectacular aumento de la reproducción se ha producido durante la última década (más o menos)», decía Fricke.

Si bien la mejora de la genética, la nutrición y los protocolos de manejo ayudaron a mejorar la reproducción del ganado lechero, la adopción de programas de fertilidad, como la inseminación artificial programada (IAT) y la resincronización de la ovulación (resincronización) después de un diagnóstico de falta de preñez, jugó un papel importante en el aumento del rendimiento reproductivo. Además, combinar los programas de fertilidad con nuevas tecnologías para la detección del estro, basadas en sistemas de seguimiento de la actividad, ayudó eficazmente a lograr mejores tasas de preñez.

Estrategias que conducen al progreso reproductivo

Durante esta revolución, el rendimiento y la economía del semen sexado mejoraron. Sin embargo, el rendimiento del semen sexado todavía está por detrás del rendimiento del semen convencional. El uso de semen sexado aumenta el progreso genético en los rebaños lecheros a través de una mayor intensidad de selección de madres (Khalajzadeh et al., 2012).

Otras estrategias incluyen pruebas genómicas o de pedigrí para identificar novillas y vacas genéticamente superiores, el uso de semen sexado para inseminar novillas lecheras genéticamente superiores y vacas lactantes equilibradas para las necesidades de reemplazo (Weigel et al., 2012) y el uso de semen de bovino de carne para inseminar novillas con méritos genéticos bajos y vacas para producir terneros cruzados con mayor valor en el mercado de la carne (Ettema et al., 2017).

«Esto ha llevado a una tendencia en rápida evolución a utilizar semen Holstein sexado, semen Holstein convencional y semen de bovino de carne convencional para inseminar hembras Holstein en los Estados Unidos», decía Fricke.

Mejorar la fertilidad con semen sexado

Dado el importante papel del semen sexado para ayudar a los productores lecheros a “dimensionar correctamente” sus hatos y capitalizar la mejor genética del rebaño, Fricke centró su presentación en estrategias de manejo para mejorar la fertilidad del semen sexado en novillas no lactantes y vacas lecheras lactantes.

Fricke explicó que las novillas no responden favorablemente a los protocolos de sincronización basados ​​únicamente en GnRH y PGF2α, como Ovsynch. La “clave” es incluir un inserto de progesterona intravaginal controlado (CIDR) durante el protocolo. Esta práctica evita que las novillas muestren estro hasta que se retira el inserto CIDR, lo que aumenta la sincronía con el protocolo.

La DCRC recomienda el protocolo CIDR-Synch de 5 días (https://www.dcrcouncil.org/protocols) para novillas lecheras. Fricke observó que del 27% al 33% de las novillas presentan estro >24 horas antes de la IAT programada con el protocolo CIDR-Synch de 5 días. «Esto hace que la detección del estro durante el protocolo CIDR-Synch de 5 días sea un requisito para lograr tasas de concepción aceptables», comentó.

Lauber et al. (2021) condujeron una prueba de campo para comparar programas de manejo reproductivo para el envío de novillas Holstein a su primera inseminación con semen sexado. Los investigadores evaluaron:

  • CIDR5 (sincronización CIDR de 5 días)
  • CIDR6 (sincronización CIDR de 6 días)
  • EDAI (la PGF2α en el día 0 fue seguida por una detección de estro una vez al día [detección visual de la eliminación de tiza de la cola y otros signos] e IA)

El equipo de investigación concluyó que, aunque retrasar el retiro del dispositivo CIDR 24 horas en un protocolo CIDR-Synch de cinco días suprimió la expresión temprana del estro antes de la IAT, retrasar la eliminación del CIDR 24 horas tendía a disminuir la preñez por inseminación artificial (P/IA) en novillas inseminadas con semen sexado.

Además, el sometimiento de las novillas a un protocolo CIDR-Synch de cinco días para la primera IA tendió a aumentar el P/IA y a disminuir el costo por preñez en comparación con las novillas EDAI. Fricke explicó que la disminución del costo por embarazo se debió a la disminución de los días de alimentación. Además, esta disminución del costo cubrió con creces el costo del protocolo CIDR-Synch de 5 días y resultó en una disminución general de $17 en el costo por preñez, en comparación con las novillas inseminadas al estro, después del tratamiento con prostaglandinas.

Momento de la IA: semen sexado versus semen convencional

¿El momento óptimo de IA es diferente para el semen sexado en comparación con el semen convencional? Parece que la respuesta es «sí».

Bombardelli et al. (2016) evaluaron el uso de semen sexado en vacas lactantes con un sistema de monitoreo de actividad en vacas Jersey a IAT en función del aumento de actividad. En general, la P/IA usando semen sexado fue mayor para las vacas Jersey inseminadas entre 23 y 41 horas después del inicio de la actividad, lo cual es más tarde que el momento óptimo para el semen convencional de cuatro a 12 horas (sistema radiotelemétrico) después del inicio de la actividad de pie. (Dransfield et al., 1998) u ocho a 16 horas (sistema de monitoreo de actividad) después del inicio de la actividad (Stevenson et al., 2014).

«La inseminación posterior de vacas de alta producción utilizando semen sexado puede ser óptima para las vacas inseminadas en celo», dijo Fricke. Esto se debe a que la ovulación ocurre más tarde en relación con el inicio del estro en vacas de alta producción a medida que aumenta la producción de leche cerca del momento del estro.

Programa de fertilidad: sincronización óptima de la IA con semen sexado

¿Cuál es el momento óptimo de la IA utilizando semen sexado cuando el intervalo entre el momento de la IA y la ovulación se controla mediante un programa de fertilidad en el primer servicio? Para abordar esta cuestión, Lauber et al. (2020) sometieron a vacas primíparas a un protocolo Doble-Ovsynch para el primer servicio que incluía un segundo tratamiento con PGF2α 24 horas después del primero en la parte del protocolo de reproducción-Ovsynch como lo describen Brusveen et al. (2009).

El último tratamiento con GnRH (G2) varió entre tratamientos y IAT. Para variar el intervalo entre G2 y TAI, las vacas fueron asignadas al azar a dos tratamientos para recibir G2 16 (G2-16) o 24 (G2-24) horas antes de TAI, que se fijó en 48 horas después del segundo tratamiento con PGF2α del programa de reproducción. -Porción Ovsynch del protocolo Double-Ovsynch.

El equipo de investigación encontró que las vacas G2-24 tenían menos P/AI que las vacas G2-16 a los 34 ± 3 días (44% vs. 50%) y 80 ± 17 días (41% vs. 48%) después de la IAT. La pérdida de preñeces y la proporción de sexos fetales no difirieron entre los tratamientos. La inducción de la ovulación más temprana en relación con el IAT después de un protocolo Doble-Ovsynch disminuyó la P/AI en vacas Holstein primíparas, mientras que la pérdida de preñez y la proporción de fetos femeninos no difirieron entre los tratamientos.

Estrategia de inseminación de primer servicio

En un estudio de campo, Lauber et al. (2022) incluyeron 742 vacas Jersey en lactancia, que fueron asignadas al azar según el número de etiqueta auricular y dentro del paridad para su presentación, ya sea al primer servicio después de un protocolo Double-Ovsynch (DO) o a un protocolo para la sincronización del estro con detección del estro dos veces al día (EDAI) utilizando semen Jersey sexado.

¿Los resultados? La media de días desde PGF2α (día 24) hasta IA fue mayor para las vacas EDAI que para las DO, mientras que la proporción de vacas inseminadas fue mayor para las vacas DO que para las EDAI (100% vs. 75%). “Así, el 75% de las vacas en el tratamiento EDAI fueron detectadas en estro e inseminadas, mientras que el 25% de las vacas no fueron detectadas en estro y fueron sometidas a IAT después de un protocolo Ovsynch para el primer servicio”, informó Fricke.

En pocas palabras: este estudio encontró que las vacas Jersey lactantes sometidas a un protocolo DO para IAT en el primer servicio tenían más P/AI para semen sexado y de carne que las vacas inseminadas después de la sincronización del estro.

 

Leer más

Casos Clínicos

Mastitis de Verano

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending