Artículos

Potencial de Fertilidad: El Toro + La Vaca + El Inseminador + El Ambiente

Publicado

en

(36.180 lecturas vistas)

COMPARTIR

Mel DeJarnette, Especialista en reproducción

EI éxito de cualquier programa de inseminación artificial depende de un sinnúmero de factores. El éxito comienza con un toro que sea sano, libre de enfermedades, y que produzca grandes  cantidades de semen de alta calidad. Pero, de igual importancia es Ia fertilidad potencial de Ia vaca, Ia eficiencia del inseminador, y la calidad del ambiente. Cada uno de estos componentes debe mantenerse a sus más altos valores puesto que el lograr una alta eficiencia reproductiva estará en dependencia del componente más débil.

EL TORO

Desde hace mucho se ha reconocido que uno de los mayores beneficios de Ia inseminación artificial (IA) es el reducido riesgo de transmisión de enfermedades. Pero, Ia IA puede ser un medio

muy eficiente de transmitir enfermedades si no se pone atención a Ia salud de los toros donantes de semen. Las mayores centrales de IA que son miembros del Servicios de Certificación de Semen (CSS) se esmeran en asegurar que cada dosis de semen esté libre de enfermedades. EI toro promedio en una de estas centrales de IA puede recibir más de 30 pruebas sanitarias en el año en el control de más de 12 enfermedades diferentes. Aunque el semen procesado en un centro que no sea miembro de CSS “puede ser” igualmente seguro, no hay garantías y el riesgo casi siempre será mucho mayor que si se usara semen de toros residentes en centrales aprobados por CSS.

Los toros suficientemente sanos como para ser donadores de semen, también deben producir semen de aceptable calidad “Es muy fácil detallar 60 a 80 razones diferentes que pueden afectar el éxito de una determinada inseminación, muchos de ellos ocurrieron varios meses antes de Ia fecha de inseminación. Los gerentes más exitosos reconocen que cada dia debe ser usado para preparar Ia vaca para una mayor fertilidad en el futuro.” para lograr niveles normales de concepción. Los toros residentes en Ias mayores centrales de IA pasan por críticos escrutinios de calidad de semen en cada colección, usando Ia más alta tecnología disponible para Ia evaluación de semen. Los eyaculados de calidad inferior son inmediatamente descartados. Los toros que continúan produciendo eyaculados de baja calidad, quizás debido a enfermedades o condiciones climáticas adversas, pueden ser temporalmente removidos del programa de colección. Algunos toros simplemente son descartados del programa.

Estos procedimientos aseguran que solo el semen de alta fertilidad es el que sale al mercado. Como resultado de estos procedimientos de control de calidad del semen, Ia variación en Ia tasa de concepción entre toros es extremadamente pequeña. A como ha sido estimado tanto por Agritech Analytics y el Laboratorio de Programas de Mejora Animal del Departamento

 

Los toros residentes en las mayores centrales de IA pasan por críticos escrutinios de calidad de semen en casa colección, usando la más alta tecnología disponible para la evaluación de semen.

 

El toro promedio en una de la mayores centrales de  de IA pueden recibir más de 30 pruebas sanitarias en un año, mientras se controlan 12 o más enfermedades

de Agricultura de los Estados Unidos (USDAAIPL), más del 90% de “todos” los toros en IA (toros probados e inactivos incluidos) tienen una desviación de fertilidad que es > -3% de la fertilidad promedia. Pero, cuando solo se considera Ia lista de toros ACTIVOS en IA, cuyo semen realmente esté disponible a Ia venta, más del 98% de los toros satisfacen este criterio.

Debido a Ia condición temporal tanto de Ia calidad del semen como del estado de salud de los toros, Ia IA siempre tendrá una ventaja sobre toros en monta natural. Aunque los exámenes andrológicos certifiquen que un toro esté apto para montar vacas, Ia calidad de su semen puede cambiar dramáticamente en un periodo de tiempo relativamente corto.

Las investigaciones han demostrado que una exposición de 48 horas a condiciones térmicas ligeramente estresantes puede afectar Ia calidad del semen por ocho semanas o más. La exposición de un toro a una hembra infectada puede cambiar su estado de salud permanentemente. Los toros en Ias centrales de IA aprobados por CSS, básicamente reciben un examen andrológico con cada colección de semen, que frecuentemente se realiza varias veces por semana. Sin importar su intensidad, ningún programa de manejo de toros de monta natural en Ia finca puede competir con Ias centrales de IA aprobadas por CSS en entregar semen de alta calidad y libre de enfermedades.

 

LA VACA

No importa que tan buena sea Ia calidad del semen, este no tiene efecto terapéutico para “curar” problemas de fertilidad en Ia vaca. Las vacas que sufren cualquier tipo de problema de salud están predispuestas a reducidas tasas de concepción.

Las vacas que sufren un problema de salud son más susceptibles a otros problemas sanitarios, lo cual aumenta el nivel de dificultad en preñarlas. Por ejemplo: Ias vacas afectadas por Fiebre de Leche tienen una mayor probabilidad de ser afectadas por Ketosis, Desplazamiento del Abomaso, Metritis, Mastitis y quistes ováricos, que aquellas que no fueron afectadas por Fiebre de Leche.

Cuando Ias vacas sufren problemas de salud o de reproducción, queremos encontrar una poción mágica que puede aplicarse y resolver el problema “hoy mismo”. Pero, Ia fertilidad de hoy es un reflejo del ambiente y manejo de Ia vaca durante los últimos 2 a 3 meses. De igual manera, Ias decisiones de manejo tomadas hoy pueden afectar Ia fertilidad de Ia vaca en los próximos 3 meses.

No hay un solo factor con una mayor incidencia sobre fertilidad que la nutrición.

No existe un solo factor que afecte Ia fertilidad de Ia vaca más que Ia nutrición. Además, probablemente no exista un período en el ciclo reproductivo de Ia vaca donde su nutrición es más descuidada que durante Ia última parte de su lactancia. La incidencia de problemas en Ia vaca recién parida es altamente dependiente de Ia calidad del programa de transición. La calidad del programa de transición depende fuertemente de Ia calidad  de Ia vaca al momento del secado. En un hato bien manejado, Ias vacas entrarán y saldrán del programa de transición en una condición corporal entre 3.25 a 3.75. Cuando Ias vacas son secadas sub. o sobre acondicionadas, el programa nutricional debe ajustarse hacia arriba o abajo para tener a Ias vacas en Ia condición óptima antes de parir. El obligar a Ias vacas a cambiar su condición corporal durante el periodo seco, no es una buena idea. Un buen programa de nutrición y evaluación de Ia condición corporal durante el ciclo reproductivo de Ia vaca, es esencial para asegurar que durante cada etapa Ia vaca se prepara adecuadamente para moverse hacia Ia etapa siguiente.

Es crítico tener áreas para aislar animales enfermos o recién adquiridos del resto del hato.

EL INSEMINADOR

Cuando discutimos Ia eficacia del inseminador, normalmentenos enfocamos en temas como el manejo del semen y Ia técnica de IA. Pueden ellos sacar semen del termo sin dañar el semen que queda que queda en el termo? Pueden ellos descongelar el semen, cargar Ia pistola de IA y avanzar hasta Ia vaca con semen que aun esta vivo y viable? Y finalmente, pueden ellos eficientemente manipular Ia pistola a través de Ia Cervix y depositar el semen en el cuerpo uterino? Es cierto, cada uno de estos factores es importante, pero ninguno de los atributos de un buen inseminador es más importante que: Puede él identificar con precisión Ias vacas que están realmente en celo y listas para ser inseminadas? En muchos ranchos lecheros grandes de hoy, Ia filosofía es: “métale semen por si acaso.” Esta práctica no solamente es derrochadora, sino que también puede ser contraproducente. Las investigaciones han demostrado que vacas gestadas hace menos de 30 días tienen un 90% de probabilidad de abortar si son re-inseminadas por error. Muchos hatos pueden mejorar su tasa de concepción y preñez con solo ser más eficientes con su programa de diagnóstico de celos.

 

Los inseminadores deben ser capaces de identificar precisamente a las que realmente estén en celo.

El tiempo óptimo para inseminar es también un componente importante en Ia eficiencia del inseminador. No es suficiente solamente poner semen en una vaca que está en celo. El tiempo de Ia inseminación debe asegurar que haya sincronía entre Ia vida útil del semen y Ia del óvulo. El semen descongelado vive aproximadamente 20 a 24 horas en el tracto reproductor femenino, pero, Ia vida útil del óvulo no fertilizado es de solo seis a ocho horas después de ovulado. Puesto que Ia ovulación ocurre entre 25 a 32 horas después que Ia vaca se deja montar por primera vez, el tiempo ideal de inseminación es de 4 a 14 horas después. Pero, es importante distinguir entre “primera vez que se deja montar” y “primera vez que le vimos dejarse montar”. En Ia mayoría de los ranchos lecheros grandes de hoy, Ias vacas frecuentemente son entrampadas para IA una vez por día, lo cual disminuye Ia oportunidad de inseminar “al momento ideal”. Los programas de IA que inseminan solo una vez por día deben aceptar que muchas vacas van a ser inseminadas muy temprano y estas deben re-inseminarse si pasan en celo mucho tiempo después.

La higiene es un atributo frecuentemente menospreciado por un inseminador EI mantener Ia integridad higiénica del útero es un factor importante en el logro de una preñez. Cosas pequeñas como manos limpias, toallas de papel limpias, equipo limpio y el uso de doble funda pueden a Ia larga hacer una significativa diferencia.

EL AMBIENTE

EI ambiente es el principal influyente en Ia probabilidad de una concepción. EI estrés térmico es uno de los principales factores del ambiente. EI diseño de Ia infraestructura y el uso estratégico de abanicos y atomizadores de agua son esenciales para mantener aceptables tasas de concepción durante los meses cálidos del verano. Siempre debe haber agua limpia y fresca en todos los corrales y antesalas.

La exposición a enfermedades ambientales puede impactar dramáticamente el desempeño reproductivo. Muchos son los hatos que han descubierto que los programas de vacunación son solo pólizas de seguros pero de ninguna manera son una garantía. Trabaje con el veterinario para establecer un programa rutinario de salud. Las vacunas deben ser combinadas con un buen programa de monitoreo y pruebas de enfermedades.

La higiene es un atributo subestimado de la eficiencia de un inseminador.

Las pruebas son especialmente importantes en casos de muertes y abortos. Se debe vigilar constantemente que no ingresen al hato animales infectados del virus de Ia Diarrea Viral Bovina (BVDV). Es crítico tener un sitio donde se pueda aislar animales recién adquiridos y/o enfermos del resto del hato. El evitar que Ias vacas sean expuestas a animales salvajes ya algunas especies domésticas, reduce Ia oportunidad de contagio de algunas enfermedades. Algunos animales cuya presencia en el rancho debe evitarse y/o controlarse son los venados, mapaches y caninos.

La nutrición no solo afecta a Ia vaca en términos de balance energético y condición corporal, sino también en términos del funcionamiento del sistema inmunológico. Un buen programa nutricional puede apoyar a los mecanismos de defensa de Ia vaca aun cuando esté expuesta a alguna enfermedad. Por otro lado, un programa nutricional deficiente puede comprometer Ia inmunidad del hato al punto que Ia presentación de enfermedades pueda ocurrir aún en situaciones de bajos niveles de exposición.

Algunos alimentos también sirven como potencial fuente de toxinas. Los productos a base de semilla de algodón con altos niveles de Gosipol pueden afectar negativamente Ia reproducción. Las mico toxinas son una constante amenaza ambiental y sus efectos van desde muy leves a altamente extremos. Es muy difícil distinguir entre efectos directos e indirectos de Ias toxinas que pueden ser debidos a una reducida ingesta de materia seca. En Ia medida que los productores exploran fuentes alter nativas de alimentos y subproductos en un esfuerzo de controlar los crecientes costes de los alimentos, Ia nutrición continuará siendo uno de los principales retos ambientales para un óptimo desempeño reproductivo.

La comodidad de Ias vacas es otro importante componente ambiental en Ia ecuación de fertilidad. Las vacas definitiva mente tienen que estar cómodas frente al comedero ya Ia sombra; los abanicos y atomizadores son extremadamente importantes para este fin. Hay que prestar especial atención al tamaño de Ias galeras y Ia frecuencia del cambio de Ia cama.

Durante los meses cálidos y húmedos los abanicos y los atomizadores proveen comodidad adicional.

 

Los Pasillos de concreto deben ser ranurados para evitar que los animales resbalen.

En echaderos comunales de tierra, hay que proveer montículos y drenaje adecuados. Los pasillos de concreto deben ser ranurados para evitar que los animales resbalen, y deben estar libres de piedras para evitar lesiones de Ia pezuña. Siempre que sea posible se debe considerar el uso de alfombras de gomas.

Las investigaciones siguen aportando pruebas del efecto negativo de Ia mastitis sobre Ia eficiencia reproductiva. Aún no está claro si Ia mastitis directamente afecta Ia reproducción o simplemente es un barómetro de Ia salud del hato y su competencia inmunológica. Cualquiera que sea el caso, el manejar el ambiente de Ia vaca para reducir mastitis repercutirá en una mejoría en el desempeño reproductivo del hato.

RESUMEN

Es muy fácil detallar 60 a 80 raz6nes diferentes que pueden afectar el éxito de una determinada inseminación, muchos de ellos ocurrieron varios meses antes de Ia fecha de inseminación.

Los gerentes más exitosos reconocen que cada día debe ser usado para preparar Ia vaca para una mayor fertilidad en el futuro. El componente más fácil de controlar en Ia cadena de Ia fertilidad es Ia calidad del semen. Solo se debe comprar semen de centros de IA de buena reputación, aprobados por CSS, y asegurarse que los inseminadores estén adecuadamente entrena dos. El programa de detección de celos debe minimizar el número de vacas que sin estar en celo son presentadas a ser inseminadas. Trabaje en conjunto con el veterinario, el nutricionista y el especialista en Soluciones Reproductivas de Select Sires para establecer un programa comprensivo de manejo de hato que asegure que todos los componentes de Ia cadena de fertilidad estén considerados.

 

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos

Optimizando el uso del semen sexado

Publicado

en

COMPARTIR

El semen bovino se debe descongelar a 35°C durante 45 segundos. Si esta temperatura no es exacta, una descongelación inadecuada puede afectar la calidad y viabilidad del semen.


Por: JODEE SATTLER (Estados Unidos)

Durante la segunda mitad del siglo XX (aproximadamente de 1955 a 2005), el rendimiento reproductivo del ganado lechero disminuyó considerablemente. Una variedad de factores –desde una mayor producción de leche, hasta una mayor endogamia y una nutrición inferior a la óptima– pueden haber contribuido a este retroceso.

Fisiólogos reproductivos, genetistas y otros expertos colaboradores de la industria láctea, algunos de ellos fueron convocados por el Consejo de Reproducción del Ganado Lechero de los Estados Unidos (DCRC, por sus siglas en inglés) para revertir esta tendencia negativa de la reproducción.

Durante la Reunión Anual del DCRC de 2022, el Dr. Paul Fricke, profesor de reproducción de ganado lechero de la Universidad de Wisconsin y especialista en Extensión, describió la “reversión”, es decir este gran cambio que comenzó en 2002, como una «revolución en la reproducción».

«El espectacular aumento de la reproducción se ha producido durante la última década (más o menos)», decía Fricke.

Si bien la mejora de la genética, la nutrición y los protocolos de manejo ayudaron a mejorar la reproducción del ganado lechero, la adopción de programas de fertilidad, como la inseminación artificial programada (IAT) y la resincronización de la ovulación (resincronización) después de un diagnóstico de falta de preñez, jugó un papel importante en el aumento del rendimiento reproductivo. Además, combinar los programas de fertilidad con nuevas tecnologías para la detección del estro, basadas en sistemas de seguimiento de la actividad, ayudó eficazmente a lograr mejores tasas de preñez.

Estrategias que conducen al progreso reproductivo

Durante esta revolución, el rendimiento y la economía del semen sexado mejoraron. Sin embargo, el rendimiento del semen sexado todavía está por detrás del rendimiento del semen convencional. El uso de semen sexado aumenta el progreso genético en los rebaños lecheros a través de una mayor intensidad de selección de madres (Khalajzadeh et al., 2012).

Otras estrategias incluyen pruebas genómicas o de pedigrí para identificar novillas y vacas genéticamente superiores, el uso de semen sexado para inseminar novillas lecheras genéticamente superiores y vacas lactantes equilibradas para las necesidades de reemplazo (Weigel et al., 2012) y el uso de semen de bovino de carne para inseminar novillas con méritos genéticos bajos y vacas para producir terneros cruzados con mayor valor en el mercado de la carne (Ettema et al., 2017).

«Esto ha llevado a una tendencia en rápida evolución a utilizar semen Holstein sexado, semen Holstein convencional y semen de bovino de carne convencional para inseminar hembras Holstein en los Estados Unidos», decía Fricke.

Mejorar la fertilidad con semen sexado

Dado el importante papel del semen sexado para ayudar a los productores lecheros a “dimensionar correctamente” sus hatos y capitalizar la mejor genética del rebaño, Fricke centró su presentación en estrategias de manejo para mejorar la fertilidad del semen sexado en novillas no lactantes y vacas lecheras lactantes.

Fricke explicó que las novillas no responden favorablemente a los protocolos de sincronización basados ​​únicamente en GnRH y PGF2α, como Ovsynch. La “clave” es incluir un inserto de progesterona intravaginal controlado (CIDR) durante el protocolo. Esta práctica evita que las novillas muestren estro hasta que se retira el inserto CIDR, lo que aumenta la sincronía con el protocolo.

La DCRC recomienda el protocolo CIDR-Synch de 5 días (https://www.dcrcouncil.org/protocols) para novillas lecheras. Fricke observó que del 27% al 33% de las novillas presentan estro >24 horas antes de la IAT programada con el protocolo CIDR-Synch de 5 días. «Esto hace que la detección del estro durante el protocolo CIDR-Synch de 5 días sea un requisito para lograr tasas de concepción aceptables», comentó.

Lauber et al. (2021) condujeron una prueba de campo para comparar programas de manejo reproductivo para el envío de novillas Holstein a su primera inseminación con semen sexado. Los investigadores evaluaron:

  • CIDR5 (sincronización CIDR de 5 días)
  • CIDR6 (sincronización CIDR de 6 días)
  • EDAI (la PGF2α en el día 0 fue seguida por una detección de estro una vez al día [detección visual de la eliminación de tiza de la cola y otros signos] e IA)

El equipo de investigación concluyó que, aunque retrasar el retiro del dispositivo CIDR 24 horas en un protocolo CIDR-Synch de cinco días suprimió la expresión temprana del estro antes de la IAT, retrasar la eliminación del CIDR 24 horas tendía a disminuir la preñez por inseminación artificial (P/IA) en novillas inseminadas con semen sexado.

Además, el sometimiento de las novillas a un protocolo CIDR-Synch de cinco días para la primera IA tendió a aumentar el P/IA y a disminuir el costo por preñez en comparación con las novillas EDAI. Fricke explicó que la disminución del costo por embarazo se debió a la disminución de los días de alimentación. Además, esta disminución del costo cubrió con creces el costo del protocolo CIDR-Synch de 5 días y resultó en una disminución general de $17 en el costo por preñez, en comparación con las novillas inseminadas al estro, después del tratamiento con prostaglandinas.

Momento de la IA: semen sexado versus semen convencional

¿El momento óptimo de IA es diferente para el semen sexado en comparación con el semen convencional? Parece que la respuesta es «sí».

Bombardelli et al. (2016) evaluaron el uso de semen sexado en vacas lactantes con un sistema de monitoreo de actividad en vacas Jersey a IAT en función del aumento de actividad. En general, la P/IA usando semen sexado fue mayor para las vacas Jersey inseminadas entre 23 y 41 horas después del inicio de la actividad, lo cual es más tarde que el momento óptimo para el semen convencional de cuatro a 12 horas (sistema radiotelemétrico) después del inicio de la actividad de pie. (Dransfield et al., 1998) u ocho a 16 horas (sistema de monitoreo de actividad) después del inicio de la actividad (Stevenson et al., 2014).

«La inseminación posterior de vacas de alta producción utilizando semen sexado puede ser óptima para las vacas inseminadas en celo», dijo Fricke. Esto se debe a que la ovulación ocurre más tarde en relación con el inicio del estro en vacas de alta producción a medida que aumenta la producción de leche cerca del momento del estro.

Programa de fertilidad: sincronización óptima de la IA con semen sexado

¿Cuál es el momento óptimo de la IA utilizando semen sexado cuando el intervalo entre el momento de la IA y la ovulación se controla mediante un programa de fertilidad en el primer servicio? Para abordar esta cuestión, Lauber et al. (2020) sometieron a vacas primíparas a un protocolo Doble-Ovsynch para el primer servicio que incluía un segundo tratamiento con PGF2α 24 horas después del primero en la parte del protocolo de reproducción-Ovsynch como lo describen Brusveen et al. (2009).

El último tratamiento con GnRH (G2) varió entre tratamientos y IAT. Para variar el intervalo entre G2 y TAI, las vacas fueron asignadas al azar a dos tratamientos para recibir G2 16 (G2-16) o 24 (G2-24) horas antes de TAI, que se fijó en 48 horas después del segundo tratamiento con PGF2α del programa de reproducción. -Porción Ovsynch del protocolo Double-Ovsynch.

El equipo de investigación encontró que las vacas G2-24 tenían menos P/AI que las vacas G2-16 a los 34 ± 3 días (44% vs. 50%) y 80 ± 17 días (41% vs. 48%) después de la IAT. La pérdida de preñeces y la proporción de sexos fetales no difirieron entre los tratamientos. La inducción de la ovulación más temprana en relación con el IAT después de un protocolo Doble-Ovsynch disminuyó la P/AI en vacas Holstein primíparas, mientras que la pérdida de preñez y la proporción de fetos femeninos no difirieron entre los tratamientos.

Estrategia de inseminación de primer servicio

En un estudio de campo, Lauber et al. (2022) incluyeron 742 vacas Jersey en lactancia, que fueron asignadas al azar según el número de etiqueta auricular y dentro del paridad para su presentación, ya sea al primer servicio después de un protocolo Double-Ovsynch (DO) o a un protocolo para la sincronización del estro con detección del estro dos veces al día (EDAI) utilizando semen Jersey sexado.

¿Los resultados? La media de días desde PGF2α (día 24) hasta IA fue mayor para las vacas EDAI que para las DO, mientras que la proporción de vacas inseminadas fue mayor para las vacas DO que para las EDAI (100% vs. 75%). “Así, el 75% de las vacas en el tratamiento EDAI fueron detectadas en estro e inseminadas, mientras que el 25% de las vacas no fueron detectadas en estro y fueron sometidas a IAT después de un protocolo Ovsynch para el primer servicio”, informó Fricke.

En pocas palabras: este estudio encontró que las vacas Jersey lactantes sometidas a un protocolo DO para IAT en el primer servicio tenían más P/AI para semen sexado y de carne que las vacas inseminadas después de la sincronización del estro.

 

Leer más

Casos Clínicos

Mastitis de Verano

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Casos Clínicos

Endocarditis bacteriana y Poliartritis secundaria

Publicado

en

COMPARTIR

Leer más

Trending