Alltech

Ponencias de Actualidad del MSc. Steven A. Elliott – ALLTECH en la Ira Feria Nacional de Ganado de Leche Raza Holstein

Publicado

en

(2.202 lecturas vistas)

COMPARTIR

Ponencia: Mejorando eficiencia y rentabilidad en la producción lechera moderna

MSc. Steven A. Elliott. Global Manager Sel-Plex® y Minerales Bioplex®. Alltech Inc.

Comentarios (Adaptado por la Ing. Raquel Fung. Gerente de ganadería y Zona Sur. Alltech Perú)

Con el progreso Genético realizado en los últimos años, las vacas en sistema intensivo deberían producir 10,000 Kg (305 días). Casi sin excepción las vacas que obtienen mayor promedio de producción son las que maximizan el ingreso sobre el costo de alimentación a un costo más bajo por kilo de leche.

Se puede lograr alta producción de leche con altos sólidos totales si la ración es saludable y está adecuadamente balanceada.

Cuando alimentamos a las vacas alimentamos a dos sistemas diferentes: a las bacterias que habitan el rumen y a la vaca.

Al alimentar a las bacterias que habitan el rumen se produce proteína microbiana. La proteína microbiana se logra gracias a la disponibilidad de Nitrógeno y Energía. La proteína microbiana tiene el mejor perfil de Aminoácidos Esenciales (AAE) para la síntesis de leche y carne.

Alimentamos a la vaca suministrando Proteína No Degradable en el Rumen (PNDR), la misma que es suministrada a través de la ración. La respuesta es variable cuando suplementamos con Aminoácidos individuales, por existir variada digestibilidad intestinal en las fuentes comunes de PNDR.

El principal camino para bajas emisiones de amonio del ganado lechero es el balanceo de las raciones para satisfacer pero no exceder los requerimientos del animal en Proteína Metabolizable (PM) y Proteína Degradable en el Rumen (PDR). Se ha estimado que por 1 unidad de reducción de Proteína Cruda (PC) en la ración a 16%, habrá 20% menos emisiones de amoníaco (Kebreab et. al., 2002). ¿Sabía usted que las operaciones ganaderas son responsables de cerca del 18% de las emisiones globales de gases por efecto invernadero? Esto nos indica que las emisiones de amonio representan pérdidas de Nitrógeno (N) del Centro de producción y puede ser un indicativo de una baja eficiencia en el uso de N en el programa de alimentación.

El 55% del total de las emisiones de amoníaco en Los Estados Unidos (USA) son causadas por la producción animal.

La plataforma de Nitrógeno Alltech ofrece dos tecnologías disponibles para optimizar la utilización de N en Rumiantes: Optigen® y DEMPTM. El 72% del Oxido Nitroso (N2O) proviene del estiércol de las granjas. El N2O es el cuarto mayor contribuyente de gases invernadero, ocasiona 310 veces mayor impacto en el calentamiento global que el CO2 en un período de 100 años. El N2O es producido naturalmente vía procesos microbiales de nitrificación y desnitrificacón. Las prácticas agrícolas que agregan N a los suelos (directa o indirectamente) pueden incrementar la producción de N2O. Las bacterias catalizan las reacciones de desnitrificación con enzimas (reductasas para nitrato, nitrito, ácido nítrico, óxido nitroso). Oxido Nitroso reductasa de las bacterias desnitrificadoras son claves para la conversión del N2O a N2 y la eliminación del N2O de la biosfera  (Wertz et al., J. Animal Science 1997).

Las enzimas que son claves en el proceso de desnitrificación tienen sitios de metal activos. La inhibición del N2O reductasa podría aumentar la emisión de N2O. El manganeso (Mn) estimula potencialmente la desnitrificación incrementando el desarrollo de gases invernadero. Metales pesados como el Cobre (Cu) y Zinc (Zn) inhiben considerablemente la mineralización del N y la nitrificación.

Al alimentar con minerales orgánicos (Bioplex y Sel-Plex) son más biodisponibles y garantizan los niveles adecuados requeridos por el animal, considerando además nuestra responsabilidad con las emisiones al medio ambiente.

Ponencia: Mejorando la utilización de forrajes en tiempos de aumento de costos de alimentación

MSc. Steven A. Elliott. Global Manager Sel-Plex® y Minerales Bioplex®. Alltech Inc.

Comentarios (Adaptado por la Ing. Raquel Fung. Gerente de ganadería y Zona Sur. Alltech Perú)

El alto mérito genético de las vacas lecheras requiere de alimentos nutritivos que mantengan regularidad en su abastecimiento y calidad. El forraje representa más del 50% de la ración diaria. Es importante saber el contenido nutricional de nuestros insumos alimenticios y cuidarlos en su almacenaje. Con el aumento del consumo de un forraje de calidad podremos reducir costos de alimentación. Este es un recurso que hace sostenible al establo, contribuye con la salud ruminal y reduce el uso de los cereales que son costosos y dependen de los precios internacionales.

Un adecuado manejo del forraje se logra luego de realizar un ensilaje que considere el momento exacto de una cosecha de calidad, el tamaño de corte, uso de inoculantes, llenado del silo en el menor tiempo posible, densidad y compactado para extraer la mayor cantidad de oxígeno, la cobertura del mismo y una extracción eficiente. El uso de inoculantes refuerza el objetivo de calidad que se desea obtener al reducir la pérdida de materia seca y nutrientes. Los inoculantes inhiben el crecimiento de microorganismos indeseables.

Hagamos uso de la tecnología que nos permita minimizar el alto precio de los granos.

Debemos concentrarnos en una nutrición precisa.

Alltech Perú agradece y felicita al comité organizador de la I Feria Nacional de Ganado lechero de raza Holstein liderado por Ing. Gino Solimano, Ing. Sophia Alvarez Gerente de Asociación Holstein e Ing. Rafael Gómez Sánchez Presidente de Asociación Holstein.

La feria vivió un clima familiar con la concurrencia no solo de Ganaderos y empresas ligadas al sector sino también de personas que disfrutaron el día apreciando los mejores ejemplares de nuestra ganadería. Estamos seguros que año tras año será un centro de reunión hasta convertirse en lo que todos deseamos “Una Tradición Ganadera”.

Leer más
Click para comentar

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alltech

Las Micotoxinas Podrían Causar Mastitis en el Ganado Lechero

Publicado

en

COMPARTIR

Presentamos la interesante videoconferencia dictada por la Ing. Zoo. Raquel Fung, quien tiene una amplia experiencia en Ganadería de carne y leche. El tema abordado fue: ¿Las Micotoxinas Pueden Causar Mastitis en el Ganado Lechero?. Presentamos un resumen de la videoconferencia que  se organizó en una alianza de PERULACTEA y ALLTECH – PERÚ.

micotoxinas_vacas_01 Para seguir leyendo – click aquí

 

Leer más

Alltech

Micotoxinas: Fuentes, sintomatología y consecuencias productivas

Publicado

en

COMPARTIR

Alltech-Peru-Alerta-a-los-productores-de-leche-de-Brasil-ante-la-amenaza-de-las-micotoxinas
Por M. V. Roquet Baucells (Director Técnico de Alltech España) e Ing. Agr. Henrique Prado (Equipo

de Ventas de Alltech España)

La contaminación de las raciones destinadas a la alimentación animal por micotoxinas es hoy un problema a nivel mundial. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO se estima que el 25% de las cosechas están contaminadas por micotoxinas (Jelinek, 1987).

A parte de los daños que provocan en las propias cosechas, su presencia en las materias primas que conforman las dietas provoca importantes pérdidas en términos de producción y salud animal. Además, no debemos olvidar que algunas de estas micotoxinas pueden aparecer en la leche de los animales que consumen alimentos contaminados. Tal es el caso de la aflatoxina, un potente carcinogénico cuyos niveles máximos en leche están regulados por la Unión Europea. Otras micotoxinas que pueden aparecer también en la leche son la T-2, la ocratoxina (OT), la zearalenona (ZEA) y la vomitoxina (DON) (Jouany, 2001), las cuales, a pesar de que no están reguladas por la administración, pueden igualmente afectar a la salud humana. Por todo esto podemos afirmar que nos encontramos ante uno de los mayores retos a los que se tiene que enfrentar la industria.

Los síntomas de una micotoxicosis van a depender de la micotoxina involucrada y también de su interacción con factores de estrés. Vacas con alto nivel de estrés son más sensibles por su nivel de inmunodepresión. La sintomatología suele ser bastante inespecífica: pérdida de producción, bajada de consumo o alteraciones en la reproducción –de hecho, rara vez observamos en campo cuadros patológicos que podamos identificar claramente como consecuencia de una micotoxina–. Sin embargo, sí resulta frecuente detectar pérdidas de producción o problemas patológicos que parecen no obedecer a un origen o motivo concreto.

Cuando realizamos distintos análisis en la búsqueda de posibles agentes causales, a menudo se nos revela la presencia de una o más micotoxinas a dosis consideradas no tóxicas. ¿Es posible que esta presencia de micotoxinas a dosis subclínicas pueda ser responsable o contribuir a la aparición de problemas sanitarios y productivos en las explotaciones de leche?

Las dietas modernas suelen ser bastante complejas y estar basadas en la combinación de diferentes materias primas, por lo que es improbable que un animal llegue a ingerir grandes cantidades de un ingrediente contaminado durante un tiempo prolongado. Con todo, resulta más factible la ingestión de pequeñas cantidades durante un largo periodo de tiempo. El caso más frecuente es el caso de tener un silo de cosecha propia contaminado. Por lo tanto, más que preocuparnos de los efectos clínicos de las micotoxinas, quizás debamos hacerlo de sus efectos subclínicos y del grave impacto económico que puedan representar.

Contaminación de los alimentos por micotoxinas

Las micotoxinas son metabolitos secundarios tóxicos producidos por hongos capaces de ocasionar efectos adversos en personas o animales expuestos a ellas (Whitlow e Hagler, 2002). Para que haya micotoxinas deberán estar presentes –o haber estado en algún momento– hongos productores de las mismas. Los hongos son organismos multicelulares aeróbicos que se desarrollan sobre sustratos que contienen materia orgánica, como las materias primas para la alimentación animal (CAST, 2003).

La contaminación por hongos puede tener lugar en todas las etapas de la cadena de producción del alimento: desde el campo hasta su conservación y almacenamiento, aunque las condiciones para su desarrollo suelen ser distintas. Los hongos se encuentran en el ambiente ya que las esporas están presentes en el suelo y en los restos de los cultivos, contaminando las plantas en crecimiento.

En campo, la presencia de hongos está vinculada a condiciones de estrés del cultivo (sequía, inundaciones, calor o frío excesivos) o bien a la presencia de plagas que favorecen su entrada en la planta (taladro en el maíz). Las enfermedades de campo están caracterizadas por el menor rendimiento del cultivo, una menor calidad y la contaminación por micotoxinas. En un forraje no es frecuente la presencia del mismo hongo durante su cultivo y después de ser ensilado. Sin embargo, las micotoxinas generadas antes de la cosecha permanecen intactas después de los procesos de conservación.

La presencia de hongos en un alimento puede controlarse y eliminarse con cierta facilidad con tratamientos fungicidas, normalmente basados en ácidos orgánicos. Con todo, las micotoxinas producidas son muy estables y permanecen aún después de que el hongo es eliminado. Por lo que es importante recordar que la no presencia de hongos o el tratamiento con fungicidas en absoluto garantizan la no presencia de micotoxinas.

Modo de acción de las micotoxinas

Las micotoxinas son moléculas con una estructura variada capaces de afectar a distintos órganos del animal, por lo que sus mecanismos de acción son amplios. A modo de resumen podemos decir que actúan según 4 mecanismos distintos (Witlow e Hagler, 2002):

  1. Reducción de los nutrientes disponibles para el animal: Esto sucede en un proceso multifactorial. Primero, durante el crecimiento de los hongos se altera el contenido nutritivo del alimento. Los hongos consumen carbohidratos, así como vitaminas y aminoácidos de los alimentos. En segundo lugar, algunas micotoxinas hacen disminuir el consumo de alimentos. Un tercero efecto es sobre el sistema digestivo, bien provocando irritación, úlceras u otros procesos poco conocidos que van a comprometer el proceso de digestión y absorción de nutrientes. Danicke (2002) observó un menor ritmo de degradación de la paja en el rumen de moruecos que consumían trigo contaminado con DON y ZEA. Se ha comprobado que algunas micotoxinas producidas por hongos del género Penicillium tienen un marcado efecto antibiótico que tiene consecuencias graves sobre la flora microbiana del rumen y sobre la digestibilidad de la fibra. Por último, ciertas micotoxinas son capaces de inhibir la síntesis proteica, como es el caso de la T-2.
  1. Sistema endocrino y exocrino: Algunas micotoxinas tienen actividad hormonal. Tal es el caso de la ZEA, que es un análogo estructural de las hormonas sexuales femeninas. La presencia de esta micotoxina compromete principalmente la fertilidad.
  1. Inmunosupresión: Muchas micotoxinas son capaces de inhibir la replicación y el crecimiento de células, así como de proteínas, enzimas y otros productos. Uno de los sistemas orgánicos con mayor replicación celular y síntesis proteica en un individuo adulto es su sistema inmunitario. Se ha demostrado que varias micotoxinas ejercen un efecto muy negativo sobre la replicación de linfocitos y sobre la síntesis de inmunoglobulinas. Acosta e col. (2003) observaron cómo el recuento de células somáticas en la leche casi se triplicó al añadir vomitoxina a la dieta de vacas en principio de lactación.
  1. Defensa antioxidante. Estudios recientes (Surai e col., 2002) demuestran un efecto negativo de las micotoxinas sobre el sistema antioxidante del organismo. […]

[fresh_button url=»http://alltech.perulactea.com/2016/05/31/micotoxinas-fuentes-sintomatologia-y-consecuencias-productivas/» size=»large» color=»orange» target=»_blank» class=»»] Leer más en el Blog de Alltech[/fresh_button]

Leer más

Alltech

Productores lecheros de Latinoamérica deben estar atentos a la amenaza de las micotoxinas

Publicado

en

COMPARTIR

En una reunión organizada por Alltech con noventa ganaderos lecheros y profesionales influyentes de la industria en el Estado de Paraná, Brasil, la Dra. Fink-Gremmels – Profesora de Farmacología Veterinaria y Toxicología, instó a los productores a tomar en serio la amenaza de las micotoxinas.

[Curitiba, Brasil] – De acuerdo con la veterinaria científica Johanna Fink-Gremmels (Profesora de Farmacología Veterinaria y Toxicología de la Universidad de Utrecht de los Países Bajos), los productores lecheros de América Latina deben prepararse para el desafío de las micotoxinas presentes en los forrajes conservados debido a la amenaza que estas representan para su producción.

Es una realidad el desafío que las micotoxinas en el ensilaje conservado representan para el ganado en Latinoamérica. Sin embargo, los productores y veterinarios suelen subestimar este impacto sobre la salud y el desempeño animal”, declaró la científica alemana.

La Dra. Fink-Gremmels explicó que las micotoxinas en las dietas de rumiantes ha sido un área descuidada durante algún tiempo. Pero las toxinas naturales producidas por diversas especies de hongos están proliferando en todo el mundo. Esto se debe en parte al cambio climático global, pero también por los cambios en las prácticas agrícolas.

Las raciones mixtas totales contienen ahora más de una especie de hongos, lo cual contribuye a un panorama complejo de micotoxinas y como resultado a problemas de salud no resueltos en el ganado. Pueden atribuirse a la ingesta de alimentos balanceados contaminados con micotoxinas signos que emite la vaca como un menor consumo de alimento, trastornos en la reproducción, laminitis, mastitis, deterioro de la función renal, una respuesta pobre a los programas de vacunación, e incluso una mayor susceptibilidad a enfermedades bacterianas y virales”, señaló.

Así, de acuerdo con la Dra. Fink-Gremmels, el mayor desafío para los productores de ganado lechero a nivel global es ahora la múltiple contaminación con micotoxinas en las gramíneas y en el ensilado de maíz, así como la amenaza proveniente de los alimentos balanceados concentrados.

“Los problemas de salud del ganado cuando se alimenta con ensilaje contaminado son relativamente conocidos, pero generalmente los rumiantes están expuestos a diversas micotoxinas porque consumen tanto concentrados como forrajes. Estas micotoxinas pueden tener un efecto adverso sobre la eficiencia y la función ruminal”, dijo Fink-Gremmels.

“El rumen determina la salud y la productividad de la vaca. Cuando las bacterias ruminales sufren, el hígado no funciona correctamente y se inicia una cascada de eventos, usualmente se desencadena una respuesta inflamatoria generalizada que conduce a una pérdida de producción”, señaló.

La Dra. Fink-Gremmels agregó que los productores pecuarios en el futuro tendrán que seleccionar plantas de cultivo para alimento balanceado que sean más resistentes a la invasión de hongos y también deberán reajustar sus métodos de labranza para reducir la contaminación de mohos. “Sin embargo, sabemos que estas medidas solas no van a eliminar la contaminación por micotoxinas sin generar un vacío biológico que vendrá a ser ocupado por otros microorganismos.

[fresh_button url=»http://alltech.perulactea.com/2016/06/01/se-insta-a-los-productores-lecheros-de-latinoamerica-a-estar-atentos-a-la-amenaza-de-las-micotoxinas-para-la-salud-del-ganado/» size=»large» color=»orange» target=»_blank» class=»»]Lee más en el Blog de Alltech[/fresh_button]

Leer más

Trending